¿Por qué salen los angiomas?

Angioma, hemangioma capilar o mancha en fresa. (Foto: Wikimedia)
Angioma, hemangioma capilar o mancha en fresa. (Foto: Wikimedia)
Un angioma es un tumor benigno que es conocido por sus diferentes nombres.
Se le suele llamar también marca de fresa, mancha de Oporto o tela de araña entre muchos otros nombres. Pero ¿por qué sale un angioma?

Eso es lo que vamos a explicarte en este artículo, aunque, antes de nada, debemos tranquilizarte al respecto, ya que son benignos y no suelen tener mayor problema.

Qué es un angioma

Se le relaciona con los vasos sanguíneos, por eso esos nombres que recibe, pero no es más que un tumor benigno. Son manchas de color rojo que pueden tener diversas formas, de hecho, ninguno es igual a otro.

Los más comunes son los hemangiomas, que son los que aparecen en muchos niños recién nacidos, surgen por un crecimiento excesivo del tejido capilar, por lo que se crean pequeñas bolsas de sangre.

En el 90 % de los casos, desaparecen por sí mismos a los pocos años sin hacer nada, en algunas ocasiones vuelven a aparecer en la vejez, de hecho, es la misma razón por la que la piel de algunas personas mayores está decorada con algunas manchas rojizas, debido a este tipo de cosas.

Otro de los tipos son los linfangiomas, que son ya algo más molestos, aunque también son benignos, pueden causar más problemas dependiendo del lugar donde hayan surgido.

Por otra parte, también están los ecrasia, que es otro tipo que aparece como consecuencia de una infección. De nuevo, son benignos, pero pueden resultar con más peligro en función de la zona.

En general, son siempre benignos todos los tipos, a no ser que ocluyan algún órgano o afecten a la visión o a la respiración.

El porqué de los angiomas

La razón de la aparición de los angiomas es bastante simple, nuestro cuerpo está repleto de vasos sanguíneos, que además son bastante resistentes.

Estos tejidos, al ser tan prolíficos, pueden tener algún problema por ese motivo, ya que se puede descontrolar, y esto se traduce en la aparición de bolsas sanguíneas que crecen entre la dermis y la epidermis.

No reportan un peligro para la persona, a no ser que se manifieste en una zona importante, lo que no es nada habitual precisamente, por lo que no hay nada de que preocuparse.

El tratamiento de un angioma

Por lo general, estos angiomas no se tratan, ya que al no revestir peligro ninguno y al hecho de que desaparecen por sí mismos al poco tiempo, no hay mucho que hacer. No obstante, si por cuestiones estéticas se quiere quitar, el equipo médico no lo tiene fácil, ya que se trata de un tejido sanguíneo y no se puede simplemente cortar.

Se puede usar corticoides para rebajar la hinchazón y es algo que ocurre si el angioma está en una mala zona.

Lo recomendable es no darle ninguna importancia, ya que no va a salir generalmente en una zona “estéticamente importante” y se va a eliminar por sí mismo al final de un tiempo.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS