MÁXIMO CUIDADO

Protegerse del sol con la llegada del verano y la nueva normalidad

Máxima protección a la hora de salir a la calle y exponerse al sol. (Foto: marijana1/Pixabay)
Máxima protección a la hora de salir a la calle y exponerse al sol. (Foto: marijana1/Pixabay)
Tomar el sol es saludable siempre que se realice con responsabilidad. Implementa estos hábitos, no solo cuando vayas a tomar el sol, sino como hábito incorporado en el día a día y… ¡A disfrutar de la nueva libertad!

Es curioso pensar que cuando nos confinamos en nuestras casas hace tres meses llevábamos jerséis de cuello alto y botas de agua y, de repente, es tiempo de sacar los bañadores. La desescalada nos permitió volver a nuestras actividades al aire libre: hacer deporte, quedar en una terraza con los amigos, ir a la playa o simplemente pasear por la ciudad. 

Es bien conocido que la luz solar es un factor implicado en la provocación de cáncer de piel pues un 90 % de estos casos de cáncer aparecen en las zonas de la piel más expuestas al sol: la cara, el cuello, las orejas, las manos y los antebrazos.

Llevar siempre una adecuada protección solar es imprescindible para evitar enfermedades derivadas de la radiación ultravioleta, así como el envejecimiento y las arrugas. Los expertos de HomeDoctorla App pionera de videoconsulta médica, nos dan otros sencillos hábitos para evitar los rayos UV:

  • Evita la exposición solar en las horas centrales del día. Los rayos UV solares son más fuertes entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Por este motivo hay que tener un especial cuidado con la exposición al sol durante esas horas.
  • Usa ropas que te protejan. Un sombrero de ala ancha ayuda a evitar el sol en la zona de los ojos, las orejas, la cara y la parte posterior del cuello. Las gafas de sol con un índice de protección del 99%-100% frente a los rayos UVA y UVB reducen considerablemente los daños oculares debidos a la radiación solar. Además, las prendas de vestir holgadas y de tejido tupido que cubran la mayor superficie corporal posible también actúan de barrera.
  • Ten en cuenta el índice UV. Este importante dato le ayuda a planificar tus actividades al aire libre para evitar una exposición excesiva a los rayos del sol. Es necesaria protección solar siempre que el índice UV prevea niveles de exposición de moderados a altos, por ejemplo, un índice UV de 3 o superior.
  • Utiliza cremas con filtro solar. Aplícate una crema protectora de amplio espectro, con factor de protección igual o superior a 30, unos 15 minutos antes de exponer tu piel al aire libre. Extiéndela generosamente sobre la piel expuesta y repite la aplicación cada dos horas, o después de trabajar, nadar, jugar o hacer ejercicio al aire libre.
  • ¡Cuidado cuando estés cerca del agua, la nieve y la arena! El agua, la nieve y la arena suelen ir ligadas a la palabra vacaciones, pero reflejan los rayos dañinos del sol, los cuales pueden aumentar la probabilidad de quemaduras de sol. Ten especial cuidado a la hora de protegerte la piel cuando vayas a la playa, al igual que en invierno a esquiar.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS