LA EXPLICACIÓN

Las lágrimas pueden estar detrás de muchas enfermedades

Las lágrimas podrían conllevar al estudio de muchas enfermedades. (Foto: Envato)
Las lágrimas podrían conllevar al estudio de muchas enfermedades. (Foto: Envato)
El método pretende mejorar, especialmente, la detección temprana de enfermedades; estadios en los que el diagnóstico a partir de los síntomas es difícil o imposible.
Aquellas personas que suelen ser de lágrima fácil, pueden estar de "enhorabuena". Todo parece indicar que el análisis de las lágrimas podría convertirse pronto en una prueba diagnóstica capaz de revelar múltiples dolencias.

El estudio, publicado en la American Chemical Society en el boletín científico de la entidad, hablan de los pormenores de un sistema de nanomembranas capaz de cosechar y purificar unas pequeñas partículas, llamadas exosomas, de  una muestra de lágrimas humanas. El análisis posterior de esos exosomas podría revelar la presencia de numerosos biomarcadores de diversas condiciones clínicas.

El método pretende mejorar, especialmente, la detección temprana de enfermedades; estadios en los que el diagnóstico a partir de los síntomas es difícil o imposible y en el que los análisis de muestras biológicas son lentos y requieren la extracción de un volumen considerable.

Sencillamente, consiste en la filtración de la muestra de lágrimas, de bajo volumen, a través de varias nanomembranas con un flujo de presión oscilante. Así, se logra separar proteínas procedentes de los exosomas, que después pueden ser señalizadas con marcadores fluorescentes y transferidas a otros instrumentos para análisis ulterior.

Para probar la eficacia del test, los investigadores compararon controles sanos con personas con diferentes tipos de enfermedad del ojo seco, mediante el análisis proteómico de las proteínas extraídas de la muestra. De esta forma, lograron diferenciar claramente entre los controles sanos y los pacientes con las enfermedades.

De la misma manera, el análisis de el micro ARN permitió separar a quienes padecían retinopatía diabética de los que no, lo que podría permitir realizar seguimientos incluso de la progresión de la enfermedad. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS