NUEVOS ANALGÉSICOS

El dolor sí tiene sexo, la diferencia entre hombres y mujeres

Es la primera vez que se identifica una diferencia relacionada con el sexo en la señalización del dolor. (Foto: Envato)
Es la primera vez que se identifica una diferencia relacionada con el sexo en la señalización del dolor. (Foto: Envato)
Esta es la primera vez que se identifica una diferencia relacionada con el sexo en la señalización del dolor en el tejido de la médula espinal humana.
Las mujeres y los hombres experimentan el dolor de forma distinta. Eso es algo que ya se conocía pero la mayoría de las investigaciones al respecto utilizaban roedores, principalmente machos. 

Un nuevo estudio, publicado en la revista BRAIN, ha utilizado tejido de la médula espinal femenina y masculina de ratas, pero (por primera vez) también de humanos, donado por personas fallecidas y sus familias, y concluye que las neuronas de la médula espinal señalizan el dolor de manera diferente en mujeres que en hombres. 

Un estudio publicado en la revista Brain muestra por primera vez que las neuronas de la médula espinal procesan las señales de dolor de manera diferente en las mujeres que en los hombres. El hallazgo podría conducir a tratamientos más y más personalizados para el dolor crónico, que se necesitan urgentemente, más ahora a raíz de la epidemia de opiáceos.

Aunque se sabe desde hace mucho tiempo que las mujeres y los hombres experimentan el dolor de manera diferente, la mayoría de las investigaciones sobre el dolor utilizan roedores machos.

Al examinar el tejido de la médula espinal en el laboratorio, los investigadores pudieron demostrar que un factor de crecimiento neuronal llamado BDNF juega un papel importante en la amplificación de la señalización del dolor de la médula espinal en humanos y ratas macho, pero no en humanos o ratas hembra. Cuando a las ratas hembras se les extirparon los ovarios, la diferencia desapareció, lo que apunta a una conexión hormonal.

"El desarrollo de nuevos analgésicos requiere una comprensión detallada de cómo se procesa el dolor a nivel biológico", indicó Annemarie Dedek, de la Universidad de Carleton y The Ottawa Hospital (Canadá) y añadió que "este nuevo descubrimiento sienta las bases para el desarrollo de nuevos tratamientos para ayudar a quienes sufren de dolor crónico".

"Entre 1999 y 2019, casi 500.000 personas han muerto a causa de una sobredosis relacionada con algún opioide, ya sea ilegal o recetado por un médico", según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. Solo en 2019, alrededor de 136 personas murieron cada día a causa de una sobredosis de opioides, lo que representó más del 70% de las muertes por sobredosis de drogas. Es decir, fue como si un avión mediano se hubiera caído todos los días en dicho país.  

"Es muy interesante que cada vez se apueste más por este tipo de investigaciones que mejoren el tratamiento de algo tan complejo y prevalente como el dolor crónico. Dar con la clave de la diferencia entre sexos frente al dolor nos permitirá alcanzar la igualdad en las estrategias terapéuticas. A día de hoy, los fármacos existentes actúan sobre dianas comunes entre hombres y mujeres, pero este tipo de investigaciones abren nuevas vías para diferenciar medicamentos específicos para cada sexo", explicó Minerva Navarro, médica física y rehabilitadora en la Unidad del Dolor Crónico del hospital Doctor Negrín de Las Palmas y miembro de la Sociedad Española del Dolor (SED)

Comparte esta noticia

COMENTARIOS