CLAVE EN LA DIETA

Colágeno en la piel, los mejores alimentos para tener la piel sana y joven

Los mejores alimentos para tener más colágeno en el cuerpo. (Foto: August de Richelieu)
Los mejores alimentos para tener más colágeno en el cuerpo. (Foto: August de Richelieu)
Mantener un buen nivel de colágeno en nuestro organismo es muy importante, no solo para ralentizar el proceso de envejecimiento, sino también para los tendones y articulaciones.
El colágeno es una de las sustancias más importantes para el cuerpo. Se trata de una proteína, la más abundante en el cuerpo humano, que le mantiene unido, actuando como un bloque de construcción para los huesos, dientes, músculos, piel, articulaciones y tejidos conectivos.

Sin embargo, el nivel de colágeno puede variar, y de hecho lo hace, a lo largo de nuestra vida por el simple proceso de envejecimiento, pero también como consecuencia de una dieta que no aporta los elementos necesarios para su producción.

En estos aspecto, aparecen algunas señales, como arrugas en la piel o rigidez en los tendones. También puede aparecer debilitamiento muscular, dolores en las articulaciones u osteoartritis, debido al cartílago desgastado, o problemas gastrointestinales por el adelgazamiento del revestimiento del tracto digestivo.

Por eso, para producir colágeno, el organismo combina aminoácidos, nutrientes que obtiene al comer alimentos ricos en proteínas. Además, también necesita vitamina C, zinc y cobre.  Aunque en el mercado existen miles de suplementos, lo cierto es que también hay ciertos alimentos que pueden ayudar a tener unos niveles adecuados. 



En primer lugar destaca el pollo. Este alimento suele incluir grandes niveles de colágeno sobre todo gracias a su tejido conectivo. Esto puede ayudar a mejorar su nivel en nuestro organismo.

En segundo lugar destaca el pescado y marisco. Al igual que otros animales, los peces y los mariscos tienen huesos y ligamentos hechos de colágeno. Sin embargo, lo cierto es que en nuestras dietas no es frecuente incluir las partes que contiene más cantidad de esta sustancia, como la cabeza, las escamas o los globos oculares.

También está presente en las claras de huevo. Aunque los huevos no contienen tejidos conectivos como muchos otros productos animales, las claras de huevo tienen grandes cantidades de prolina. Se trata de unos de los aminoácidos más importantes para el ser humano.

Los cítricos también se incluyen en este apartado. La vitamina C juega un papel importante en la producción de procolágeno, es decir, la materia prima que el cuerpo utiliza para sintetizar el colágeno. Como bien sabemos, entre este tipo de frutas se encuentran las naranjas, las mandarinas o los limones, entre muchos otros.

También entran dentro de este grupo las bayas, que contienen mucha vitamina C. En este caso, las fresas, las frambuesas, los arándanos y las moras también son realmente beneficiosas para incluir colágeno. 

En este apartado también se encuentran las frutas tropicales. Algunas de ellas como el mango, el kiwi, la piña y la guayaba. La guayaba también cuenta con una pequeña cantidad de zinc, otro cofactor para la producción de colágeno.

El ajo, aunque parezca mentira, también puede aumentar su producción de colágeno. El motivo es que es rico en azufre, es un oligoelemento que ayuda a sintetizar y prevenir la descomposición del colágeno. Junto con sus muchos beneficios, esta es otra buena razón para comer ajo.

También entran dentro de este grupo algunas plantas como la espinaca, la col rizada, las acelgas y otras verduras de ensalada; e incluso los anacardos que se puede añadir a multitud de recetas, son ricas en zinc y cobre, dos elementos que aumentan la capacidad del cuerpo para crear colágeno.

Por último, los tomates son una fuente de vitamina C.  Un tomate mediano puede proporcionar hasta casi el 30% de este importante nutriente para el colágeno. Sus beneficios se suman de esta forma a los del licopeno, un antioxidante muy beneficios para la piel, que también se encuentra en los tomates.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS