LAS VACUNAS

Trombosis, los medicamentos habituales que causan más trombos

Algunos medicamentos provocan más trombos que las vacunas contra la Covid. (Foto: Envato)
Algunos medicamentos provocan más trombos que las vacunas contra la Covid. (Foto: Envato)
Tras la euforia desatada por los posibles efectos secundarios de las vacunas contra el coronavirus, los expertos aseguraron que existen muchos medicamentos que pueden inducir en trombosis.
A pesar de que ha habido algunos casos de trombosis en personas vacunadas, la EMA confirmó el pasado 7 de abril que este es un efecto secundario "raro", ya que en España se han notificado cinco casos de las 985.528 dosis inyectadas. 

Aunque existe cierta preocupación por los efectos secundarios de las vacunas contra el coronavirus, también hay que conocer que hay otros medicamento que están en el mercado y pueden producir trombosis.  

De hecho, prácticamente no existe el riesgo cero con cualquier medicamento, como apuntó Pepe Alcamín, virólogo e investigador del Instituto Carlos III de Madrid en TVE. "Toda medicación tiene riesgos, ninguna tiene un riesgo cero. En este caso es un riesgo muy bajo: por debajo de uno por 10.000 casos de efectos adversos", comentó. 

Los últimos datos que recogió la EMA indicaron que la probabilidad de sufrir un trombo con la vacuna del coronavirus era de 1 por cada 100.000 habitantes. Una cifra inferior si se compara con la de los anticonceptivos hormonales, que suponen un riesgo de trombosis más alto. 

Por ejemplo, una de las marcas de las píldoras anticonceptivas más conocidas apunta en su prospecto que hay una probabilidad de entre 90 y 120 casos entre 100.000. Estos anticonceptivos hormonales combinados son el resultado de mezclar estrógenos con progestina. 

Para aquellas mujeres que tienen riesgo alto de sufrir trombosis se les receta anticonceptivos simples, los cuales no llevan derivados de estrógenos. Otro de los medicamentos que suponen un riesgo de sufrir trombosis son los corticoides como la prednisona. Este medicamento se suele tomar para las inflamaciones y puede provocar asma o sarpullido, entre otros síntomas. 

Los antipsicóticos que se suelen usar para tratar la esquizofrenia o la depresión también llevan riesgos con la trombosis. En concreto, se puede encontrar en la olanzapina, el cual puede llevar a coágulos sanguíneos, aunque este es un efecto secundario poco frecuente, en las que se puede afectar a los 1.000 casos por cada 100.000.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS