LAS CLAVES

Síntomas del hipo persistente y cómo se puede tratar

¿Cómo se produce el fenómeno del hipo persistente?. (Foto: Envato)
¿Cómo se produce el fenómeno del hipo persistente?. (Foto: Envato)
Su padecimiento suele responder a motivos que deben tenerse en cuenta y que se pueden clasificar en tres grandes grupos: torácicos o respiratorios, gastrointestinales, o neurológicos.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue hospitalizado hace dos días tras sufrir más de diez días lo que se conoce como hipo persistente. En condiciones normales, y aunque puede resultar molesto, no supone ningún problema para la salud ni debe ser motivo de preocupación alguna.

Sin embargo, su persistencia en el tiempo puede ser una señal del cuerpo para alertar sobre otro tipo de dolencia o afección más grave. En el caso de Bolsonaro, este síntoma fue fruto de una una obstrucción intestinal por la que tuvo que ser operado de urgencia. 

Pero, ¿cómo se produce? Cabe recordar que el hipo se produce por una contracción involuntaria y repetitiva del diafragma, que provoca una repentina inspiración de aire. 

Habitualmente, lo provocan factores como comidas abundantes, bebidas gaseosas o alcohólicas, el picante, la respiración muy rápida o la risa prolongada. El descenso de los niveles de dióxido de carbono en sangre aumenta la probabilidad de que se produzca hipo. Este descenso puede tener lugar cuando la persona hiperventila.

En el caso del hipo persistente (singultus), su acción se presenta en forma de un ataque prolongado o ataques recurrentes durante un tiempo determinado, generalmente más de 48 horas. Su padecimiento suele responder a motivos que deben tenerse en cuenta y que se pueden clasificar en tres grandes grupos: torácicos o respiratorios, gastrointestinales, o neurológicos.

Los médicos no tienen claras las razones por las que se produce el hipo, pero se cree que puede estar relacionado con la irritación de los nervios o de las zonas del cerebro que controlan los músculos de la respiración (incluido el diafragma).

Los episodios breves de hipo a menudo no tienen una causa evidente, pero a veces están provocados por tres aspectos: hinchazón gástrica, consumo de alcohol o por la ingestión de sustancias calientes e irritantes. 

Cuando su padecimiento se alarga en el tiempo y su origen es respiratorio o torácico, por ejemplo, puede deberse a que un tumor presiona el nervio frénico, que es el que comunica el cerebro con el diafragma. Similarmente, cuando es gastrointestinal, puede deberse a una obstrucción que lo presione igualmente.

El origen neurológico puede deberse a cuadros especialmente graves en los que hay afectación del bulbo raquídeo, como pueden ser los provocados por ictus, traumatismos craneoencefálicos, infecciones, meningitis, epilepsia, tumores. Las personas con hipo y signos de alarma deben acudir al médico de inmediato. Aquellas sin signos de alarma deben ir al médico si el hipo dura más de 2 o 3 días.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS