ANTICIPARSE

Síntomas del cáncer de vejiga y dónde se encuentra su origen

El síntoma más común para alertarnos de un cáncer de vejiga es un sangrado en la orina. (Foto: Envato)
El síntoma más común para alertarnos de un cáncer de vejiga es un sangrado en la orina. (Foto: Envato)
El cáncer de vejiga se origina cuando las células que componen la vejiga urinaria comienzan a crecer en forma descontrolada.
Hace una semanas, Jesús Mariñas falleció a los 79 años en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid a consecuencia de un agresivo cáncer de vejiga que le había diagnosticado hace un tiempo. Se trata de la octava causa más frecuente de muerte entre hombres y evitable en el 50% de los casos. Cada año se diagnostican en nuestro país 22.350 casos de cáncer de vejiga. 

Se trata de cifras muy elevadas que tienen detrás al tabaco como elemento causal principal de su origen. La tasa de supervivencia a 5 años de todas las personas con cáncer de vejiga es 77%, una cifra también alta en esperanza si se trata de manera precoz.

En este sentido, dar con sus síntomas y poner un tratamiento a tiempo es fundamental para deternerlo. El cáncer de vejiga se origina cuando las células que componen la vejiga urinaria comienzan a crecer en forma descontrolada. En los tumores superficiales el pronóstico es bueno: 70-80% de supervivencia en 5 años. La supervivencia global de los tumores profundos es del 40-60% en 5 años.

La aparición de cáncer de vejiga está directamente relacionado con la edad, aunque diversos factores ambientales favorecen su aparición. Aunque en la mayoría de los casos la causa es desconocida, en algunos pacientes se ha asociado a exposición a aminas aromáticas y al tratamiento con ciclofosfamida sistémica.

Asimismo, los investigadores han encontrado algunos factores de riesgo, y están comenzando a comprender cómo estos factores provocan que las células de la vejiga se tornen en cáncer.

También está detrás el consumo de tabaco. La mayoría de sustancias tóxicas que contienen los cigarrillos y que introducimos en nuestro cuerpo al fumar se metabolizan en la sangre para ser posteriormente eliminados por la orina, orina que se mantiene en contacto directamente con la vejiga antes de que nuestro cuerpo nos advierta de que debe ser evacuada.

El síntoma más común y definitorio para alertarnos de un cáncer de vejiga es un sangrado en la orina. No obstante, este síntoma puede confundirse con otras enfermedades. Sin ir más lejos, la sangre en la orina es también una señal frecuente del cáncer de próstata. 

Pese a que la sangre en la orina (hematuria) es fácilmente detectable a simple vista, el cáncer de vejiga puede presentar también: 
  • Orinar con frecuencia y en poca cantidad
  • Dolor o escozor al orinar
  • Dolor de espalda
  • Dolor pélvico
  • Tener problemas para orinar o tener un flujo débil de orina
En cuanto a los tratamientos, estarían detrás la cirugía, que se centra en la extirpación del tumor y de parte del tejido circundante sano durante una operación. También se puede llevar a cabo terapias con medicamentos para destruir las células cancerosas, algunas como quimioterapia, inmunoterapia y terapia dirigida. 

Por último, también destaca la radioterapia, es decir, es el uso de rayos X u otras partículas con alta potencia para destruir las células cancerosas.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS