Qué ver en el Círculo Dorado en Islandia

Géiser y cascada en el Círculo Dorado en Islandia. (Foto: Wikimedia)
Géiser y cascada en el Círculo Dorado en Islandia. (Foto: Wikimedia)
El Círculo Dorado es un destino que no puede faltar en ningún viaje por Islandia. Por algo es una de las zonas más visitada del país.

Es una región del mundo repleta de paisajes naturales maravillosos y únicos que puedes recorrer con guías turísticos o de manera libre.

En este artículo, vamos a ver qué hay para ver en el Círculo Dorado en Islandia, así puedes planificar tu próximo viaje con mayor facilidad.

Qué es el Círculo Dorado

El Círculo Dorado es una de las rutas más elegidas por los visitantes. Su longitud es de aproximadamente 300 km y parte desde la capital del país hacia el interior de la isla.

Qué ver en el Círculo Dorado

Parque Nacional de Thingvellir

El Parque Nacional de Thingvellir fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2004.

Dentro de este parque se puede encontrar la separación de placas tectónicas de Norteamérica y Eurasia que cada año se separan 1 cm, por lo que se puede explorar la grieta.

Otra actividad popular en esta zona es el esnórquel en Silfra. Puedes bucear y adentrarte en la flora y fauna del lugar.

El circuito dura aproximadamente 2 horas. Los caminos son llanos y están orientados para todos los públicos con rutas señalizadas que te llevan hacia los miradores donde tendrás vistas completas del paisaje natural que te rodea.

Cascada Bruarfoss

Esta cascada cautiva con su color turquesa que contrasta con el negro de las rocas. Forma parte de las mejores cataratas de Islandia en los ránkings mundiales.

Para acceder se debe hacer una caminata de una hora y media. Es un destino poco frecuentado en la ruta pese a su gran belleza natural, ya que su acceso es un poco complicado.

Geysir y Strokkur

Geysir se encuentra en una zona conocida como el Valle de los géiseres donde se puede encontrar la gran fuerza telúrica del país. Geysir fue el primero de su especie descubierto en el mundo entero.

Sin embargo, en la actualidad no se encuentra activo, pero en el mismo territorio encontrarás otros como Strokkur a unos metros del anterior.

Strokkur arroja chorros de vapor y agua a unos 30 metros. Las erupciones se repiten cada 5 o 10 minutos y son una maravilla natural peculiar.

Laguna Secreta

La Laguna Secreta dejó de ser un misterio para convertirse en un destino popular, de todas maneras, vale la pena conocerlo.

Es la piscina de aguas termales más antigua de Islandia con temperaturas que rondan los 40 grados centígrados durante todo el año y rodeada de un entorno natural impoluto y de un géiser activo.

Puedes visitarla en invierno y sumergirte en sus cálidas aguas mientras te encuentras rodeado de nieve.

Cráter Kerid

El Cráter de Kerid tiene en su interior un lago color aguamarina que por su forma circular perfecta y sus tonalidades rojizas y verdes se asemeja a una obra de arte. El Cráter, también, tiene una acústica perfecta por su forma simétrica.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS