¿Qué son las hemorroides y por qué salen?

Un hombre sostiene papel higiénico y cactus. (Foto: Freepik)
Un hombre sostiene papel higiénico y cactus. (Foto: Freepik)
Las hemorroides son una de las enfermedades más comunes que padecen las personas.

Su aparición significa el sufrimiento de dolores y molestias e incluso situaciones de mayor gravedad. Por ese motivo, informarse sobre esta enfermedad es esencial para prevenirla de ser posible.

Pero ¿acaso puedes realmente evitar tener hemorroides? Hoy conocerás sobre este tópico. Descubre su origen y comienza a llevar un estilo de vida saludable desde ya para prevenirla.

Definición y síntomas

Las hemorroides son una inflamación presente en la zona anal, concretamente de las venas situadas en el tejido del ano o recto. Es posible que sean externas o que se presenten internamente dentro del canal anal.

Esta inflamación produce malestares tales como dolor, picor y escozor, mostrándose comúnmente sobre la apertura del ano con unos 2 a 4 cm; en el caso de las externas, se exponen en el borde del mismo.

Entre los posibles síntomas que se pueden presentar está la aparición de un bulto cerca del ano. El cual, resulta rígido, doloroso y puede tener sangre coagulada. Otro malestar es la sensación de intestinos llenos, posterior a la evacuación.

Además, también puede presentarse sangrado muy brillante después de defecar, otros síntomas son enrojecimiento en la zona cercana al ano y picazón.

En ocasiones, cuando los problemas de hemorroides avanzan se puede desarrollar otras enfermedades. Por ejemplo, presentar anemia por el elevado sangrado, o infección; incontinencia fecal y la abertura de un nuevo canal cerca del ano. Así como obstaculización de la circulación de sangre a las hemorroides.

Principales causas

En sí, la causa de su aparición es incremento de presión en las venas del área anorrectal; esta situación puede ser desencadenada por distintos motivos. Principalmente, puedes desarrollar hemorroides por estreñimiento, una alimentación inadecuada y sedentarismo.

Cuando tienes dificultades para evacuar, se pone demasiado esfuerzo en el proceso; lo cual, se acompaña de heces duras muchas veces, empeorando la situación. Esto ocasiona que se cree una dilatación de las mencionadas venas, gracias al estreñimiento.

Respecto a la alimentación, si no se realiza correctamente se puede dañar el sistema digestivo, por lo que, es necesario que sea equilibrada, incluyendo líquidos y fibra. De no hacerlo, se puede generar heces muy duras y no tener buena frecuencia para evacuar.

Por otro lado, el sedentarismo puede generar estreñimiento y favorecer la obesidad. Por tanto, realizar actividades físicas es imprescindible para mejorar el movimiento intestinal.

Situaciones que pueden ser de riesgo

Algunas personas son más propensas a presentar hemorroides. Por ejemplo, si analizas tu herencia familiar y encuentras un pariente que sufra de ello hay más probabilidad; esto se debe a que es una enfermedad con un componente genético.

Como se ha mencionado la obesidad también es motivo de preocupación, esto se debe a que ocasiona un aumento de la presión en la zona anal. Además, las personas que presentan este trastorno no se alimentan correctamente, lo cual, significa muchas veces, poca fibra y mucha grasa saturada que favorece el estreñimiento.

El embarazo debido a sus múltiples cambios y malestares puede generar hemorroides, como es el aumento de peso, el estreñimiento y el pujar en el parto. En este caso, normalmente, la enfermedad culmina tras la llegada del bebé.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS