¿Qué síntomas provoca el hígado graso?

El EHGNA es una enfermedad que afecta al hígado sin síntomas aparentes. (Foto: Wikimedia)
El EHGNA es una enfermedad que afecta al hígado sin síntomas aparentes. (Foto: Wikimedia)
A la enfermedad conocida como hígado graso no alcohólico (EHGNA) se le considera una de las enfermedades silenciosas más importantes que existen.
A la enfermedad conocida como hígado graso no alcohólico (EHGNA) se le considera una de las enfermedades silenciosas más importantes que existen.

¿De qué va esta dolencia del hígado?

Como enfermedad de hígado graso no alcohólico (EHGNA) se identifica a trastorno concreto en la que se acumula mucha grasa en el hígado, pero no se desarrolla por el excesivo consumo de alcohol, ya que aquellas personas que presentan esta patología no suelen consumir esta sustancia en grandes cantidades. 

Esta enfermedad se relaciona, en gran parte, con el sobrepeso, pero tiene la particularidad de no provocar molestias o síntomas hasta que ya se encuentra en un nivel bastante avanzado, en el que puede conllevar a una cirrosis o una insuficiencia hepática, incluso puede causar el desarrollo de cáncer en ese órgano. 

¿Por qué se presenta el hígado graso?

En la actualidad, los especialistas consideran que la enfermedad de hígado graso es la presencia de depósitos de grasa superiores a los normales en dicho órgano, situación que se produce por diferentes razones:

El sobrepeso

Tener un peso por encima del normal o llegar a la obesidad es un factor de riesgo considerable de sufrir hígado graso, ya que la acumulación de células adiposas en el organismo es tan elevada que se adhiere al hígado. 

Dieta no saludable

La alimentación es un factor importante y determinante en el desarrollo de la enfermedad de hígado graso, ya que el consumo de mucha azúcar refinada, alimentos ricos en grasas y procesados puede hacer que los lípidos se acumulen en el hígado. 

La genética

Aun cuando no se ha comprobado científicamente, la predisposición o antecedentes genéticos pueden estar relacionados con el desarrollo de la enfermedad de hígado graso no alcoholizada, por lo que los especialistas estudian hoy en día esta condición más a fondo para conocer con precisión la probabilidad de que los antecedentes familiares de salud estén relacionados con esta enfermedad. 

Condiciones de salud específicas

Algunas de las condiciones de salud que pueden ser un precedente para esta enfermedad es la resistencia a la insulina, la diabetes tipo 2, los niveles de triglicéridos o colesterol altos, la presión arterial elevada, una patología intestinal, la pérdida de peso muy rápido, así como la ingesta de medicamentos específicos, como los bloqueadores de calcio, por ejemplo.

Aun cuando estas condiciones predisponen a las personas a sufrir la enfermedad de hígado graso, esta patología también puede presentarse en pacientes que no tienen ninguno de estos factores de riesgo. 

Hígado graso: síntomas

Las personas que tienen hígado graso no alcoholizado no suelen presentar síntomas relacionados con esa dolencia, por lo que se le considera una enfermedad silenciosa. Sin embargo, cuando ya está en un grado de avance elevado puede generar molestias o dolor en la parte superior del abdomen y fatiga al realizar actividades comunes. 

Para evitar que esta enfermedad se desarrolle en el organismo lo más aconsejable es que se lleve una dieta saludable, se mantenga un peso corporal adecuado y se reduzca al máximo el consumo del alcohol.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS