Qué hay que hacer para cuidar la voz

Mujer cantandp delante de un micrófono. (foto: Freepik)
Mujer cantandp delante de un micrófono. (foto: Freepik)
La voz es uno de los instrumentos principales de comunicación del ser humano. A través de ella es posible comunicarse mediante sonidos.

Y esto no solo llega hasta ahí, sino que para muchas personas es su medio de trabajo. A pesar de ello muy pocas veces se piensa que debe ser cuidada como cualquier parte de nuestro cuerpo. Por ello a continuación te daremos algunos consejos al respecto.

Cuáles son las señales de alarma que se deben tener en cuenta

Es importante destacar que muchas veces estos síntomas se confunden con los del catarro común. Por lo que exclusivamente el médico puede determinar si las cuerdas vocales se encuentran afectadas. Algunos de estos síntomas son:
  • Molestias en la garganta o incluso dolor cuando se está hablando durante periodos más o menos largos.
  • Mayores esfuerzos para hacer sonidos usuales.
  • Ronquera continua, sobre todo en las personas fumadoras y que consumen alcohol.
Está claro que estos no son los únicos síntomas, aunque si los más ordinarios.

A quiénes les afectan mayormente los trastornos de la voz

Según estudios estadísticos realizados, los más propensos a tener problemas con la voz son los maestros y profesores. Con un 38 a 45 % de incidencia. Esto se incrementa entre aquellos que trabajan en guarderías con niños de 1 a 5 años.

Otras personas que tienen riesgos mayores al promedio son los profesionales de la voz. Como son cantantes, monitores de gimnasio, teleoperadores, entre otros.

Consejos que hay que hacer para cuidar la voz

Aquí te presentamos algunas medidas que debes tomar para evitar problemas con la voz.

Reducir el consumo de bebidas alcohólicas y cafeína

Por una parte, estos son diuréticos que provocan la perdida de líquidos en el cuerpo. Esto trae como consecuencia resequedad en las cuerdas vocales, por lo que acaba afectando a la voz.

Por otra parte, el alcohol provoca irritación en la mucosa que recubre la garganta.

Evitar fumar

En este sentido, resulta tan perjudicial ser fumador pasivo como activo. Los componentes del humo del tabaco perjudican en gran medida las cuerdas vocales.

Consumir líquidos en forma abundante

Ejemplo de ello son los clásicos 8 a 10 vasos de agua diarios. De esta manera, tu garganta y cuerdas vocales permanecerán hidratadas.

Otra buena práctica es asegurar que el aire tenga suficiente humedad, aproximadamente un 30 %. Si vives en lugares donde el aire es muy seco, lo mejor es utilizar un humidificador de aire.

No consumir comidas muy picantes o excesivamente condimentadas

Estos alimentos hacen que el estómago produzca mayor cantidad de ácido que por lo general va a la garganta.

No hablar ni gritar en ambientes ruidosos

El gritar es un esfuerzo adicional que debe hacer la voz. Al hacerlo en un ambiente ruidoso el esfuerzo es mayor. Esto también vale para hablar.

Evitar hablar excesivamente

Esto para que no tengas necesidad de forzar la voz por abuso vocal. Se recomienda no hablar más de 4 horas al día.

Eliminar el carraspeo

Esta acción crea un gran esfuerzo adicional en las cuerdas vocales y seguramente afectara tu voz.

Una medida adicional que merece mención aparte es realizar controles periódicos con el médico especialista.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS