¿Puede evitarse o prevenirse la muerte súbita?

Vemos si es posible evitarse la muerte súbita. (Foto: Freepik)
Vemos si es posible evitarse la muerte súbita. (Foto: Freepik)
Las enfermedades del corazón siguen siendo una de las causas de muerte más importantes en todo el mundo.
Entre ellas, y como resultado, se encuentra lo que conocemos como “la muerte súbita”, que es la aparición de manera inesperada de una enfermedad del corazón de manera repentina. Se produce una parada del corazón que, en caso de no recibirse atención médica, termina en fallecimiento. 

Ahora bien, ¿Cómo podemos evitarlo o prevenir esta enfermedad? Contestar a esta pregunta es importante, porque, a simple vista, no tenemos ninguna manera de entender cuándo y a quién puede ocurrir.

La importancia de esta enfermedad

Si nos vamos a los datos puros, las cifras son escalofriantes. Se estima que, solo en España, se producen entre 20 000 y 25 000 paradas extrahospitalarias al año. Estamos hablando de unas cifras que resultan en una cada 20 minutos.

Además, a nivel social, es una enfermedad que causa mucho impacto social cuando se produce en un estadio de fútbol, como ya ha ocurrido en algunas ocasiones.

Esto nos habla del nivel de importancia que podemos darle a esto y la importancia de encontrar soluciones.

La respuesta positiva

La buena noticia es que la respuesta a la pregunta inicial es positiva. La muerte súbita sí puede prevenirse o al menos, reducir el riesgo de producirse. La mayor parte de las enfermedades se pueden prevenir. 

Por eso es tan importante que, al sentir unos mínimos síntomas, se acuda al médico para consultar y hacer un diagnóstico. Solo así podemos llegar a poder evitar y adelantarnos al problema que, si no se está seguro, puede manifestarse sin avisar del todo.

No obstante, siempre va a quedar un porcentaje donde no es posible saber de antemano que puede ocurrir.

Lo mejor para eso es tener una vida lo más sana posible, además de una buena alimentación, por supuesto.

La causa de la muerte súbita

Se calcula que el 80 % de estas muertes se deben a problemas con el corazón. Si buscamos algo más concreto, sería el infarto de miocardio la causa más común. Aunque, como ya hemos dicho, hay ocasiones que no se pueden prever, si se puede pensar en cosas como la tensión alta, el tabaquismo, el colesterol o la diabetes son factores que se suman al riesgo de padecer enfermedades del corazón, aunque sea de una manera “oculta”.

Hay otras causas que provienen de enfermedades congénitas coronarias que no pueden detectarse. La buena noticia en este sentido es que no son frecuentes, la mala, es que se producen en personas jóvenes (cómo ha ocurrido con algunos deportistas).

Lo recomendable es hacer chequeos de vez en cuando a partir de los 40 años. Tomas de tensión, análisis de sangre. De vez en cuando, si se considera por parte del médico, se puede hacer un electrocardiograma.

A nivel general, la edad también puede ser un factor importante, ya que es a partir de los 40 o 50 años cuando se tiene más riesgo.

Sea como fuera, lo más importante es mantener una vida saludable y hacer revisiones médicas periódicas, aunque no sea infalible, es lo mejor que podemos hacer.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS