ADEMÁS DEL GLAUCOMA

La principal causa de ceguera evitable son las cataratas no operadas

A partir de los 50 años se debería hacer una revisión al menos anual. (Foto: Pixabay)
A partir de los 50 años se debería hacer una revisión al menos anual. (Foto: Pixabay)
Cataratas no operadas y glaucoma son las principales causas de ceguera. Los avances tecnológicos como la Tomografía de Coherencia Óptica pueden llegar a frenar enfermedades como el glaucoma.

Cada año, siete millones de personas pierden la vista y la sociedad es cada vez más propensa a padecer enfermedades relacionadas con esta. Sin embargo, los nuevos avances y tratamientos están consiguiendo frenar muchas de las enfermedades de la vista.

Iñaki Aldasoro, oftalmólogo del Hospital de Día Quirónsalud Donostia, afirma que “la principal causa de la ceguera evitable en el mundo son las cataratas no operadas. La segunda causa sería el glaucoma, enfermedad degenerativa del nervio íntimamente ligada a la edad y la presión intraocular”.

Por otra parte, parece que la sociedad es cada vez más propensa a padecer enfermedades relacionadas con la vista. Según Aldasoro, “el envejecimiento progresivo de la población al que nos enfrentamos en los próximos años, conllevará una mayor incidencia de enfermedades tales como la degeneración macular asociada a la edad, glaucoma y cataratas”.

Sin embargo, hoy en día, el 60% de las enfermedades relacionadas con la vista son tratables hasta recuperar la visión. “Los efectos de refracción no corregidos -como la miopía, hipermetropía y el astigmatismo- y las cataratas son tratables de manera satisfactoria mediante ayudas visuales o gafas, y cirugía” señala Aldasoro.

Los avances tecnológicos están generando grandes cambios en este terreno. En palabras del especialista, “en la última década hemos sido testigos de avances en tecnología y en terapias. Un ejemplo de ellos es la Tomografía de Coherencia Óptica (OCT), una herramienta que se ha convertido indispensable en nuestras consultas, ya que podemos diagnosticar y analizar diversas patologías como el glaucoma o la degeneración macular asociada a la edad, siendo imprescindible en la consulta diaria”.

Además, parece que existen terapias cada vez más eficientes a la hora de frenar las enfermedades relacionadas con la vista. Para la Degeneración Macular Asociada a la Edad, el oftalmólogo señala que “se ha abierto un campo muy amplio de fármacos llamados antiangiogénicos, que frenan la evolución de esta enfermedad que de otra forma podría producir ceguera”. En lo referente al glaucoma, Aldasoro subraya que “existen nuevos fármacos hipotensores oculares frente al glaucoma” -y añade que- “en los últimos años la cirugía para esta enfermedad silenciosa está modificándose para hacerse más microscópica y, por ende, menos agresiva”. El especialista subraya que “nos encontramos ante un futuro esperanzador porque muchos de nuestros casos no llegarán nunca a la ceguera”.

Consejos para la prevención y el cuidado de la vista

El oftalmólogo subraya la importancia de llevar a cabo un seguimiento de la vista: “a partir de los 50 años se debería hacer una revisión al menos anual para valorar cualquier problema que pudiera producirse, ya que es a partir de esta edad cuando más prevalencia de enfermedades se producen”.

Por otro lado, afirma que las personas que pasan mucho tiempo delante de un ordenador, “podrían estar expuestos a la astenopia o cansancio ocular, que conlleva no sólo incapacidad de enfocar de lejos y dolor ocular, sino también a problemas de la superficie ocular, la cual deja de estar bien lubricada por nuestra lágrima ya que la frecuencia de parpadeo disminuye”.

También señala que “no podemos culpar a las nuevas teconologías de todo, sino al uso inadecuado que podemos hacer con ellas. No es lo mismo estar 30 minutos con una tablet que 3 horas. La astenopia o cansancio ocular además de la miopización de los niños y jóvenes son ejemplo de este uso inadecuado” -y añade que- “para aquellos empleos en los que inevitablemente se usa mucho el ordenador, se recomienda hacer un descanso cada 20-30 minutos, levantando la vista hacia punto lejano durante 20-30 segundos”.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS