TRIPLE TERAPIA

Plantan cara al cruel desarrollo y avance del melanoma más mortal

Consiguen paralizar el desarrollo del melanoma más agresivo. (Foto: Sarah Comeau / Unsplash)
Consiguen paralizar el desarrollo del melanoma más agresivo. (Foto: Sarah Comeau / Unsplash)
Los expertos consiguieron que los pacientes que no tenían ningún tipo de opción terapéutica, lleven más de cinco años libres de la enfermedad. Una excelente noticia.
Siguen los avances en la cura del cáncer. En este caso le ha tocado al de piel. Una terapia que combina tres medicamentos logró detener el crecimiento de uno de los cánceres más mortales, el melanoma maligno.



De esta manera, los expertos de la Universidad de California Los Ángeles-UCLA (EE.UU.) lograron que, los pacientes que peor pronóstico tenían y que no contaban con opciones terapéuticas lleven cinco años libres de esta enfermedad. 

Los investigadores identificaron una combinación de tres medicamentos que podría convertirse en una nueva terapia efectiva para personas con un tipo específico de melanoma avanzado con la mutación genética, BRAF V600E. Los tres medicamentos empleados son: dos inhibidores dirigidos que bloquean la mutación BRAF (dabrafenib y trametinib) y un medicamento inhibidor del punto de control inmunitario (pembrolizumab). 

En los últimos 5-10 años el tratamiento del melanoma metastásico ha sufrido una de las mejoras más espectaculares de la historia de la medicina. "Solo 1 de cada 20 pacientes respondía a los tratamientos. Desafortunadamente, la mayoría de mis pacientes fallecía en pocos meses", explicó Antoni Ribas, autor principal del artículo.

"Pero ahora, aproximadamente la mitad de mis pacientes responden y viven una vida normal con el desarrollo de la las terapias dianas que bloquean el oncogen BRAF, presente en 50% de los melanomas, y la inmunoterapia bloqueando los reguladores negativos del sistema inmune, que puede funcionar sin estar restringido por ningún oncogen. En estos dos estudios publicados combinamos estas dos formas de tratamiento intentando aumentar aún más los beneficios a pacientes", indicó.

La combinación de estos fármacos no solo no presentó los efectos secundarios debilitantes que causa una combinación de un medicamento dirigido y un medicamento de inmunoterapia, sino que los pacientes con melanoma sobrevivieron más tiempo sin que el cáncer progresara o creciera cuando recibieron la combinación como tratamiento de inicio para su enfermedad.

"El uso de los tres medicamentos logró sensibilizar al propio sistema inmunológico del paciente para reforzar el poder de la inmunoterapia y bloquear el crecimiento de dos genes, BRAF y MEK, que hacen que las células cancerosas se reproduzcan y se vuelvan fuera de control", señaló el experto.

En la fase 2 del ensayo, los pacientes que recibieron la combinación de tres fármacos tuvieron una supervivencia libre de progresión de 16 meses, lo que significa que la enfermedad no empeoró ni progresó durante este periodo. Los que recibieron trametinib, dabrafenib y un placebo vivieron durante un promedio de 10,3 meses sin que la enfermedad progresara.

Cabe recordar que estudios anteriores encontraron que el el uso de uno de los tres medicamentos por sí solo puede reducir dramáticamente los tumores en un pequeño porcentaje de personas con melanoma. Sin embargo, la mayoría de las personas que reciben tratamiento no obtiene ningún beneficio o termina experimentando una recaída.

"Los intentos previos de combinar un agente dirigido con un inhibidor del punto de control inmunitario como una terapia de combinación doble tuvieron efectos secundarios debilitantes para los pacientes, y era demasiado tóxico para continuar con las pruebas, por lo que volvimos a la pizarra. Descubrimos que, al usar dos inhibidores dirigidos, en lugar de solo uno, en combinación con un inhibidor de punto de control, podríamos tratar el cáncer de manera segura y efectiva", explicó.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS