VHB y VHC

El peligro de las hepatitis B y C, y su estrecha relación con el Parkinson

Es posible que el virus de la hepatitis por sí mismo o, quizás, los tratamientos para tratar la infección, jueguen un papel en la aparición de la enfermedad de Parkinson.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurológico crónico, neurodegenerativo e invalidante que padecen más de 160.000 personas en nuestro país, en hasta un 10% de los casos en fase avanzada. Se trata de una enfermedad que, además de por un deterioro cognitivo, se caracteriza fundamentalmente por los problemas motores.

Se cree que el párkinson es el resultado de la conjunción de factores genéticos (el número de genes relacionados ya identificados se limita a tres) y ambientales, aunque se desconoce cuáles. Pese a ello, investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido) parecen haber identificado un factor asociado a un riesgo mucho mayor de desarrollar esta enfermedad: la infección por los virus de la hepatitis B (VHB) y C (VHC).

"El desarrollo de la enfermedad de Parkinson es complejo, con factores tanto genéticos como ambientales. Y en este contexto, es posible que el virus de la hepatitis por sí mismo o, quizás, los tratamientos para tratar la infección, jueguen un papel en la aparición de la enfermedad. O también es posible que las personas susceptibles a las infecciones por el VHB o el VHC sean también más susceptibles a la enfermedad de Parkinson", comentó Julia Pakpoor, directora de esta investigación.

Los resultados revelaron que los pacientes diagnosticados de hepatitis B tenían un riesgo un 76% superior de acabar padeciendo la enfermedad de parkinson. De hecho, y si bien como mostraron los resultados alcanzados con los más de seis millones de pacientes tratados por diversas razones, el número de casos de párkinson esperables entre los afectados por el VHB se limitaba a 25, el número total de diagnósticos se elevó a 44.

Por su parte, la infección por el VHC se asoció con un riesgo hasta un 51% mayor de desarrollar el párkinson (la cifra total de diagnósticos se estableció en 73 cuando debían esperarse 49). Así, los resultados confirman las evidencias alcanzadas en un estudio previo llevado a cabo en Taiwán y en el que ya se mostró la posible relación entre el VHC y el parkinson.

Es decir, las personas con los virus de la hepatitis B o C tienen un riesgo significativamente mayor de padecer el párkinson. Un aspecto a tener muy en cuenta dadas las cifras, abismales, de pacientes afectados por uno de estos dos virus en todo el mundo, más de 400 millones según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Es cierto que nuestro trabajo tiene limitaciones como que solo nos hayamos basado en personas que fueron evaluadas en un hospital o que no hayamos podido ajustar la presencia de estilos de vida que, como el consumo de alcohol o tabaco, pueden influir sobre el riesgo de parkinson. Aun así, esperamos que la identificación de esta relación pueda ayudarnos a alcanzar una mejor comprensión de cómo se desarrolla la enfermedad de Parkinson", concluyó.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS