Ómicron: Cómo actúa y cómo defendernos

Joven asustado de la propagación del coronavirus. (Foto: Freepik)
Joven asustado de la propagación del coronavirus. (Foto: Freepik)
Desde hace pocas semanas está con nosotros una nueva variante del covid-19 y que se ha adueñado de nuestra realidad actual.

No se para de escuchar muchas noticias acercas de variantes, de estadísticas que no nos dicen demasiado y de muchas opiniones que hacen que no se entienda muy bien lo que está ocurriendo, con la última variante del covid-19 que está volviendo a poner al mundo en jaque, la Ómicron.

Fatiga pandémica

Tras casi 2 años de pandemia, existe algo que todos estamos (en mayor o menor grado) notando, que es la famosa fatiga pandémica. En este caso, el miedo puede ser nuestro peor aliado.

Los mensajes catastrofistas no terminan de funcionar bien, no ayudan en nada a la sociedad y habrá muchos que, o bien no se los crean, o todo lo contrario, lo que les lleve a tomar decisiones equivocadas para con su vida.

¿Qué se sabe de Ómicron?

Según todas las informaciones disponibles, parece que Ómicron es mucho más transmisible que Delta (la variante anterior) y que es cuestión de pocas semanas el hecho de que esta variante termine por ser la principal del coronavirus a nivel mundial.

Los datos, eso sí, no están sugiriendo que a pesar de esa mayor transmisibilidad (lo estamos viendo con el gran número de contagiados en todo el mundo) no índica una gravedad mayor que Delta y seguramente una gravedad en cuanto a hospitalizaciones y defunciones mucho menor.

Esto hay que cogerlo aún con pinzas, ya que sabemos que hay un desfase entre los contagios y los fallecidos, sin embargo, los estudios apuntan a esa dirección, sobre todo en Sudáfrica, dónde se detectó esta variante por primera vez. Según ellos, la enfermedad causada por Ómicron es bastante más leve en la mayoría de casos que las variantes anteriores.

Si esto es así, el problema puede venir porque, aunque sea menos grave, si hay muchos contagiados equivaldrá a un gran número de hospitalizados con el consiguiente colapso, con lo que se podría volver a disparar la situación, como ya hemos vivido por desgracia.

Ómicron es menos grave

Repasando más estudios realizados acerca de Ómicron, nos encontramos con algunos que sugieren la posibilidad de que Ómicron sea más transmisible por su capacidad (hasta un 70 %) de reproducirse en los bronquios y no en los pulmones, esto puede explicar como la enfermedad se transmite más rápido, pero con mejor pronóstico en la mayoría de los casos.

Las vacunas funcionan

Se sabe que Ómicron tiene muchas posibilidades de esquivar la protección de la vacuna, de hecho, laboratorios como Pfizer y Moderna ya han anunciado pruebas para realizar y comercializar la vacuna actualizada a Ómicron a lo largo del 2022.

Sin embargo, lo que también parece estar viéndose es que, aunque la cobertura vacunal sea menor, estas están funcionando para una enfermedad menos grave, tal y como vimos con Delta durante la ola pasada, donde los números de contagios no se asemejaban al número de hospitalizaciones y UCI de las anteriores.

Muchas de estas preguntas las sabremos en no mucho tiempo, incluso algunos especialistas sostienen que puede ser el final de la pandemia si esto se corrobora. De momento, la distancia entre personas, el uso de mascarillas y los autoconfinamientos además de testearse si se tienen síntomas es lo mejor que podemos hacer.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS