MUERTE EN TURISTAS

Nolotil, los efectos secundarios que llevaron a su prohibición

Las nuevas advertencias sobre el Nolotil, sobre todo en los turistas. (Foto: @lramosneira)
Las nuevas advertencias sobre el Nolotil, sobre todo en los turistas. (Foto: @lramosneira)
Es uno de los analgésicos más consumidos en España. que debe venderse sólo con receta médica. Pero el ingerir metamizol pueden conllevar a sufrir agranulocitosis o neutropenia, una reacción grave que puede llegar a producir la muerte del paciente.


Las alertas sanitarias están puestas sobre el Nolotil, o lo que es lo mismo, en su principio activo que es el metamizol que actúa contra el dolor fuerte tras una operación, por un cólico o en procesos de cáncer.

Ahora, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) actualizó la ficha técnica de este medicamento y sus genéricos para recordar que su toma puede derivar en agranulocitosis o neutropenia.

Este efecto secundario sería una reacción grave que baja las defensas del paciente hasta tal nivel que supone un inicio de infección generalizada o sepsis. De no tratarse a tiempo, puede acabar en la muerte de la persona.

Esto es lo que subraya la Agencia Española de Medicamentos es su comunicado: "La notificación reciente al Sistema Español de Farmacovigilancia de casos de agranulocitosis, particularmente en pacientes de origen británico".
Hay que recordar que el Nolotil o metamizol debe ser recetado por un médico y que el paciente que lo tome debe seguir un seguimiento médico con análisis de sangre y otras pruebas. Y piede "no utilizar metamizol en pacientes en los que no sea posible realizar controles, por ejemplo, población flotante", como son los turistas.

Y aquí es donde aparece la relación con los turistas británicos. The Times recordó una historia de la que ya hablaba a principios de años el Hospital de Dénia. Médicos de este centro hospitalario alertaban del riesgo mortal que podía tener el Nolotil en pacientes ingleses. Aunque se trata de un fármaco común, consideran que, en los británicos, pero también es las personas escandinavas, puede conllevar “un mayor riesgo” de efectos secundarios.

De hecho, enviaron una notificación interna a los médicos de Urgencias de dicho hospital y a los de Atención Primaria. Aunque el prospecto del medicamento asegura que la agranulocitosis es un efecto secundario “muy raro” que se daría en uno de cada 10.000 pacientes, entre los británicos puede ser más frecuente por una posible “particularidad genética”.

Este componente del nolotil es uno de los analgésicos que están prohibidos en muchos países, 40 concretamente. De hecho, en Suecia, está prohibido para consumo humano desde 1974. Estados Unidos lo tiene prohibido desde 1977. Japón, Irán, Australia... son otros de los países donde su venta está vetada.

 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS