REACCIONES

Mielitis transversa, el trastorno que puso en jaque la vacuna de la Covid

El origen de la mielitis transversa puede deberse a varios factores. (Foto: Envato)
El origen de la mielitis transversa puede deberse a varios factores. (Foto: Envato)
El origen de la mielitis transversa puede deberse a una infección viral, bacteriana, parasitaria o fúngica. También puede ser producida por trastornos del sistema inmunitario como la esclerosis múltiple.
La razón por la que AstraZeneca ha anunciado que interrumpe los ensayos con su prometedora vacuna contra el coronavirus es la aparición de mielitis transversa en uno de los participantes del estudio, según informa The New York Times.

Pero ¿qué es realmente esta enfermedad? Se trata de un trastorno poco común del sistema nervioso, que se origina por la inflamación de la médula espinal. Como resultado, se daña el revestimiento (vaina de mielina) alrededor de las células nerviosas, lo que interrumpe las señales entre los nervios espinales y el resto del cuerpo. Esto puede ocasionar dolor, debilidad muscular, parálisis y problemas con la vejiga o el intestino. 

Aunque el en muchos casos el origen es desconocido, sí que hay ciertas circunstancias que pueden desencadenarla, como una infección viral, bacteriana, parasitaria o fúngica. También aparece en trastornos del sistema inmunitario como la esclerosis múltiple, que suele debutar con mielitis.

Los síntomas de la mielitis pueden variar según la ubicación:
Hormigueo en las piernas o los brazos.

- Pérdida de sensibilidad.
- Pérdida de fuerza en brazos o piernas.
- Dolor en la parte baja de la espalda.
- Problemas con el control de esfínteres de la vejiga o intestinos.
- Fiebre. 

Por otra parte, los síntomas pueden desarrollarse a los pocos días o bien, en otros casos, al cabo de varias semanas o meses.

El diagnóstico de la mielitis es complejo, ya que los síntomas pueden ser indicativos de otras muchas afecciones. El especialista preguntará al paciente cuáles son los síntomas que sufre y desde cuándo los tiene.

Es posible prevenir algunas de las infecciones que pueden ser causantes de mielitis, pero no existe por norma general una manera de prevención conocida. Además, es una condición que afecta a personas de todas las edades y tampoco existe un factor de riesgo específico que predisponga a ello.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS