MENOS BACTERIAS

El mejor ayudante para el intestino es gratis y lo tenemos a mano siempre

La exposición al sol altera el microbioma intestinal. (Foto: @sanketh07 / Unsplash)
La exposición al sol altera el microbioma intestinal. (Foto: @sanketh07 / Unsplash)
También podría tener efectos beneficioso en enfermedades inflamatorias como la esclerosis múltiple(EM) y la enfermedad inflamatoria intestinal(EII).
Un estudio pionero descubrió que la exposición al sol altera el microbioma intestinal. La investigación, publicada en la revista  Frontiers in Microbiology, sugiere que la vitamina D media en este cambio, lo que podría ayudar a explicar el efecto protector de la luz UVB en enfermedades inflamatorias como la esclerosis múltiple(EM) y la enfermedad inflamatoria intestinal(EII).

La exposición al sol, los niveles de vitamina D y la mezcla de bacterias en nuestro intestino están asociados con el riesgo de afecciones inflamatorias como la EM y la EII. Los científicos plantean la hipótesis de que sea una cadena causal la que una los tres factores.

Se sabe que la exposición a los rayos UVB en la luz solar impulsa la producción de vitamina D en la piel, y estudios recientes sugieren que la vitamina D altera el microbioma intestinal, pero esta hipótesis solo se había demostrado en roedores. Sin embargo, que los UVB causan cambios en el microbioma intestinal, a través de la producción de vitamina D, solo se había demostrado en roedores.

En un nuevo estudio piloto clínico, los investigadores probaron el efecto de la exposición de la piel a los rayos UVB en el microbioma intestinal humano. Las voluntarias sanas recibieron tres sesiones de un minuto de exposición a luz UVB de cuerpo completo en una sola semana. Antes y después del tratamiento, se tomaron muestras de heces para analizar las bacterias intestinales, así como muestras de sangre para determinar los niveles de vitamina D.

La exposición de la piel a la luz UVB aumentó significativamente la diversidad microbiana intestinal, pero solo en sujetos que no estaban tomando suplementos de vitamina D durante el estudio, que se realizó en invierno.

"Antes de la exposición a los rayos UVB, estas mujeres tenían un microbioma intestinal menos diverso y equilibrado que las que tomaban suplementos regulares de vitamina D. La exposición a UVB aumentó la riqueza y la uniformidad de su microbioma a niveles indistinguibles del grupo suplementado, cuyo microbioma no cambió significativamente", explicó el experto Bruce Vallance, quien dirigió el estudio de la Universidad de Columbia Británica.

"Estudios anteriores han relacionado la abundancia de Lachnospiraceae con el estado de la vitamina D del huésped. También encontramos una correlación con los niveles de vitamina D en sangre, que aumentaron después de la exposición a los rayos UVB", indicó.

Esto indica que la vitamina D interviene, al menos en parte, en los cambios en el microbioma intestinal inducidos por los rayos UVB. Los resultados también mostraron cierto acuerdo respecto a los estudios con UVB en ratones, como un aumento de Firmicutes y una disminución de Bacteroidetes en el intestino después de la exposición.


 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS