Los síntomas de la variante Omicron

Centro de control y seguimiento de enfermedades de la OMS. (Foto: Wikimedia)
Centro de control y seguimiento de enfermedades de la OMS. (Foto: Wikimedia)
Cuando parecía que lo peor ya había pasado, vuelve la preocupación.

Hace unas semanas se notificó desde Sudáfrica la detección de B.1.1.529, o lo que se ha vuelto más conocido, Omicron, una nueva variante del covid-19.

Desde esta misma fuente se avisa de que la variante podría llegar a sortear el efecto de la vacuna, eso, unido a la ya detección de casos en Europa, con la consiguiente subida de casos que se está dando en todo el continente, preocupa mucho a los científicos.

Hay todavía muchas cosas que no se saben de la variante, desde Sudáfrica se ha dicho que los casos detectados aún no han supuesto mucha gravedad, pero la verdad es que va a ser necesario más tiempo para saber si eso es así y si finalmente se reduce la eficacia o no. También se ha de comprobar si esta variante puede producir más reinfecciones.

La OMS de momento la califica como “de preocupación”, ya que se está demostrando cierta mayor transmisibilidad. Está por ver qué pasará ahora en el mundo con esta variante, ya que se están empezando a detectar casos en todo el mundo. Recordemos que los casos detectados pueden ser muchos menos de los que realmente se están dando.

Sin embargo, ¿cuáles son los efectos de esta variante? ¿Tiene los mismos síntomas que las otras variantes?

Síntomas de la nueva variante

En Sudáfrica, la doctora que dio la voz de alarma afirmó que los pacientes reportaron fatiga extrema, taquicardia o fiebre, pero sin perder el sentido del gusto y el olfato, como ocurre con las otras variantes.

Lo que más preocupa, como siempre, es los efectos que Omicron puede causar en la población vulnerable. Aunque ya se está extendiendo en este grupo de personas la tercera dosis, aún no se sabe qué efectos puede tener en este grupo.

Desde Sudáfrica también se ha observado que, de momento, los casos son más suaves en cuanto a gravedad, pero no sabemos aún qué ocurrirá cuando lleguen los contagios en este grupo de personas.

Según esta doctora, Angelique Coetzee, los síntomas de estas personas afectadas con Omicron son más leves que los tratados hasta ahora con otras mutaciones del virus. Dolor muscular y cansancio que suele durar entre uno o dos días además de una tos ligera, pero de momento no mucho más de ello.

La cantidad de mutaciones ha sorprendido a los científicos

Según las investigaciones la variante presenta una “constelación inusual de mutaciones”, según palabras de Tulio de Oliveira, de la KRISP, una de las instituciones más importantes de Sudáfrica líder en investigación genómica en el país africano.

Hay más de 30 mutaciones, algunas de las ya vistas en otras variantes con mayor recorrido e incluso se está investigando la presencia de una parte del coronavirus que desencadena el resfriado habitual. Todo esto está bajo investigación, por lo que las conclusiones han de cogerse “con pinzas”.

Preocupa que las personas mayores y que forman parte de los grupos de riesgo que no han sido vacunados se infecten con esta variante, además, preocupa que sea más transmisible que Delta, ya que, si el número de infectados crece, es posible que veamos tan malos números como en otras olas anteriores.

Queda, pues, esperar que las previsiones de estos médicos se verifiquen y sepamos más sobre si es una variante realmente peligrosa o que tal vez solo sea, la antesala del final ansiado de la pandemia.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS