SUSTANCIA DE FRENO

Los padres de la inmunoterapia del cáncer se llevan el Nobel de Medicina

La inmunoterapia del cáncer se lleva el Nobel de Medicina. (Foto: @NobelPrize)
La inmunoterapia del cáncer se lleva el Nobel de Medicina. (Foto: @NobelPrize)
Los investigadores James P. Allison y Tasuku Honjo se alzaron con el galardón por trabajar y diseñar el método más efectivo hasta ahora para luchar contra el cáncer.
La Asamblea Nobel del Instituto Karolinska de Estocolmo ha distinguido con el Premio Nobel de Medicina a los investigadores James P. Allison y Tasuku Honjo. El galardón se debe a sus investigaciones sobre la inmunoterapia contra el cáncer.

Los tratamientos desarrollados gracias a los descubrimientos ambos científicos consiguen espolear al sistema inmunitario para que haga frente a los tumores,lo que ha supuesto una revolución las terapias contra el cáncer y "ha cambiado totalmente el modo en que vemos cómo afrontar la enfermedad", señaló la Academia al anunciar el galardón. 

Las investigaciones de Allison y Honju, ambos inmunólogos, han abierto la vía a dirigir células inmunitarias del cuerpo humano contra las células tumorales. Esta estrategia ha cambiado el pronóstico de cánceres para los que no había tratamiento posible como el melanoma metastásico y, en menor medida, de cánceres renales y de pulmón, entre otros.

Las investigaciones de inmunoterapia se enfrentan ahora a los retos de averiguar por qué este tipo de tratamiento es más eficaz en unos tumores que en otros y de ampliar el porcentaje de cánceres que se benefician de él.

La clave del avance fue el descubrimiento de que, aunque en un principio el sistema inmunitario tiene la capacidad de reconocer y destruir las células tumorales, estas consiguen defenderse desarrollando unas proteínas que utilizan a modo de escudo. Allison explicó que, si se elimina este sistema de defensa del tumor, se restauraría la capacidad de las células inmunitarias de destruirlo. 

Las células tumorales se aprovechan de este mecanismo para exhibir en sus membranas otra proteína llamada PDL1, que es el escudo que indica a las células inmunitarias que no deben atacar. Una nueva generación de fármacos de inmunoterapia ataca precisamente las proteínas PD1 y PDL1 para desmontar este sistema de defensa del tumor.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS