UNA BUENA ALIMENTACIÓN

Los mejores alimentos para prevenir y acabar con las caries

¿Cómo prevenir las caries?. (Foto: rawpixel.com)
¿Cómo prevenir las caries?. (Foto: rawpixel.com)
Evitar las golosinas, la bollería industrial o las bebidas azucaradas, así como cepillarse los dientes después de cada comida e incluir seda dental son algunos de los ayudantes de una boca sana.
Las caries son, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el trastorno más prevalente de entre las enfermedades bucodentales. Se trata de perforaciones que se producen en la estructura de los dientes como consecuencia de la acción de la placa bacteriana acumulada, provocada por una mala higiene bucodental y una dieta rica en azúcares y almidones. 



Asimismo, este tipo de alimentos, si se llegan a consumir entre comidas, facilitan que las bacterias cariogénicas se activen para digerirlos y producen ácidos que atacan los dientes.

La prevención es la clave para mantener unos dientes sin caries. Evitar las golosinas, la bollería industrial o las bebidas azucaradas, así como cepillarse los dientes después de cada comida y utilizar seda dental ayudará a reducir las posibilidades de padecer este tipo de problemas.

A su vez, existen algunos alimentos que ayudan a combatir el riesgo de sufrir caries y otras complicaciones o dolencias bucales derivadas de una higiene dental deficiente. Ahora, un grupo de expertos elaboró un listado de alimentos que se deben incluir en la dieta diaria para minimizar el riesgo de padecerlas. 

En primer lugar estarían los yogures y lácteos. El calcio, presente en alimentos como los lácteos, es un componente esencial para evitar la aparición de caries. Productos como la leche o los yogures son una importante fuente de este mineral que ayudará a conseguir una dentadura fuerte y sana. El queso, por su parte, tiene la capacidad de neutralizar la formación de ácidos que deterioran el esmalte. Los lácteos enteros contienen además vitamina D, que facilitan el aprovechamiento del calcio.

También entran aquí las zanahorias. Consumir zanahorias crudas ayuda a fortalecer los dientes y las encías, ya que, al masticarlas, evitamos que las bacterias se adhieran a los dientes, además de mejorar el riego sanguíneo. Esta hortaliza activa también las glándulas salivares, clave para eliminar las bacterias de la cavidad oral, y contiene flúor, un mineral fundamental para mantener el esmalte y evitar la aparición de caries.
 
El apio también favorece la producción de saliva gracias al ácido málico, que ayuda a limpiar la dentadura e impide la aparición de manchas en los dientes.

El pescado azul tiene múltiples beneficios. Uno de ellos es que, la incorporación de la vitamina D facilita la absorción del calcio y el fósforo, haciendo las encías y dientes mucho más resistentes a este tipo de infecciones. Esta vitamina está presente, por ejemplo, en pescados azules como el atún, las sardinas o el salmón.

Los huevos y legumbres. De la misma manera que el calcio, el fósforo es otro elemento imprescindible para el correcto mantenimiento de la estructura de los dientes. Los huevos son un alimento con un alto contenido de este mineral presente en dientes y huesos, que también puede encontrarse en legumbres como garbanzos o lentejas.

La manzana también tiene grandes beneficios. Contribuye a la limpieza bucal eliminando bacterias que favorecen el desarrollo de caries y gingivitis, ya que, al masticarla, se produce en la dentadura un efecto que puede asemejarse al del cepillado y se favorece la eliminación de la placa. 

Por último, el kiwi es otra de las frutas, especialmente las que contienen vitamina C, que pueden ayudar a la producción de colágeno, principal componente de las encías y fundamental para mantener una buena salud bucodental.

 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS