PAUTAS SALUDABLES

Los mejores alimentos para evitar el estrés y la ansiedad

Reducir y combatir el estrés y la ansiedad desde la alimentación. (Foto: Envato)
Reducir y combatir el estrés y la ansiedad desde la alimentación. (Foto: Envato)
8 de cada 10 españoles sufre estrés y algunos expertos hablan de él como la enfermedad del siglo XXI. Llevar a cabo una buena alimentación es clave para combatirlos.
El estrés, en condiciones normales, es un proceso natural donde el cuerpo humano reacciona de forma automática ante situaciones externas que pueden resultar amenazantes. Este proceso requiere un esfuerzo, tanto físico como mental, para poder hacer frente a la nueva situación. Sin embargo, si no sabe gestionar estas emociones, puede afectar a nuestro bienestar personal e incluso a nuestra salud.

Por ello es importante llevar una serie de pasos para evitar este estrés y ansiedad. Pero también aquí entra en juego la alimentación. Hay una serie de alimentos que pueden ayudar a rebajar el estrés y la ansiedad.

En este caso, los expertos hablan, en primer lugar, del plátano. Según datos de la Base de Datos Española de Composición de Alimentos (Bedca), esta fruta cuenta con 3,4 gramos de fibra por cada 100 gramos, lo que ayuda a nuestro tránsito intestinal, muchas veces desregulado por la ansiedad. También cuenta con 38 miligramos de magnesio, elemento que nos ayuda a relajar la musculatura. 

Los expertos también recomiendan tomar salmón. Los pescados, suelen ser ricos en proteínas, ayudan a llevar una dieta saludable, esencial para contar con una buena salud mental. El salmón no solo cuenta 18,4 gramos por cada 100, según datos de la Bedca, sino que también es rico en Omega 3, que ayuda a mantener mejor estado de ánimo. 

Aquí entran en juego también las pipas de girasol. Estas contienen minerales que favorecen la reducción del estrés oxidativo, ya que uno de sus nutrientes es el magnesio que actúa relajando los músculos y los nervios. "Además, su alto contenido en fibra nos ayudará a regular los ritmos digestivos que muchas veces se ven alterados cuando nos sentimos estresados", explican los expertos.

En esta lista, también está la pasta integral. Este alimento consigue saciar aunque no se consuman grandes cantidades. Es una de las mejores opciones a nuestro alcance. También, este tipo de pasta tiene 143 miligramos de magnesio, según datos de la Bedca, y 11.5 gramos de fibra, por lo que reune todo lo necesario para reducir los estragos de la ansiedad. 

Las verduras en general suponen una fuente de nutrientes potentes para nuestro organismo. Los alimentos vegetales están relacionados con un menor riesgo de desarrollar trastornos como la ansiedad a largo plazo. El chocolate amarga también es un aliado para relajarnos y mejorar el estado de ánimo, sobre todo porque contribuye a elevar los niveles de triptófano y serotonina. 

Las semillas de lino son uno de los alimentos con mayor cantidad de magnesio 392 miligramos por cada 100 gramos, según datos de la Bedca. Esto, su efecto de regulación de la digestión (tiene 27.3 gramos de fibra por cada 100) y su aporte proteico (18.29 gramos por cada 100) hacen de estas semillas un gran aliado contra el estrés.

Los frutos secos también se incluyen en esta larga lista. Ya que, como explican los expertos, "recurrir a los frutos secos puede ser una buena opción para calmar la ansiedad por comer, de forma que cuando lleguemos a las comidas principales no nos excedamos en la cantidad que nos servimos en el plato". 

El pollo, fuente de proteínas saludables, son otra de las bases de una alimentación saludable, aquella que nos ayuda a prevenir, a corto y largo plazo, situaciones de ansiedad. Por cada 100 gramos, el pollo tiene 19.9 gramos de proteína y 19 miligramos de magnesio, según datos de la Bedca

Las naranjas también son una gran fuente para evitar estrés. Las naranjas, gracias a su aporte de fibra (2 gramos de cada 100), de vitamina C (50 miligramos) y su porte de azúcares saludables, buena herramienta para calmar las ganas de tomar azúcar de una forma saludable. 

Como era de esperar, aquí el agua también tiene un importante papel. No solo es muy importante mantener un buen nivel de hidratación para estar saludables y, por consiguiente, ayudar a mantener bajo control la ansiedad, sino que el agua puede ayudarnos a calmar las ganas de comer por ansiedad. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS