PREVENCIÓN TEMPRANA

Los jóvenes, una llamada de atención en el Día Mundial de la Salud Mental

Se trata de llamar la atención sobre la salud mental en la juventud. (Foto:  Tatiana / Pexels)
Se trata de llamar la atención sobre la salud mental en la juventud. (Foto: Tatiana / Pexels)
A lo largo de 2017, un total de dos millones de jóvenes en nuestro país tuvieron síntomas de trastorno mental, de los cuales solo la mitad solicitó ayuda. Las edades estaban comprendidas entre los 15 y 29 años.
Los trastornos mentales están presentes en el 20% de los niños y adolescentes de todo el mundo y suponen la principal causa de discapacidad en la población joven. Así lo determina la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es por ello que los profesionales piden una reflexión del modelo de vida actual y la presión que ejerce contra la estabilidad y bienestar de una persona, especialmente en los más jóvenes. Es precisamente estos jóvenes los que se han convertido en el foco de atención en el Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra este miércoles. Porque la mitad de los trastornos mentales se desarrollan antes de los 14 años y la cifra aumenta hasta el 75% antes de los 18, según recuerda Salud Mental España.

Se calcula además que las personas de entre 15 y 29 años han sufrido algún tipo de problema de salud mental, siendo el suicidio la segunda causa de mortalidad entre ellos.

Los trastornos más habituales en adolescentes pueden ir desde la depresión, la ansiedad, trastornos de la alimentación (anorexia, bulimia o trastorno por atracón), adicciones (no necesariamente el alcohol o las drogas, sino dependencia de las nuevas tecnologías o de los videojuegos), hasta otros trastornos que pueden pasar desapercibidos al considerar sus síntomas propios de la adolescencia. 

Estos pueden ser un trastorno disocial de la personalidad que les haga antisociales y violentos, fobia social o incluso un trastorno adaptativo al entorno que cause estrés como un cambio de escuela, separación de los padres o mudarse a un sitio nuevo, por ejemplo.

Asimismo, existen otros trastornos como el autismo o la esquizofrenia, pero éstas son enfermedades endógenas, es decir, relacionadas con causas biológicas. Sin embargo, los profesionales ponen el foco de la cuestión en problemas causados por los factores del entorno del niño y adolescente.

Los expertos destacan también la competitividad y nivel de exigencia al que se exponen los menores desde que son pequeños. "Muchos padres se quejan de la carga escolar de sus hijos y del poco tiempo que tienen para un ocio adecuado", indicó.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS