HÁBITOS DIARIOS

Los diez mejores alimentos para mantener lejos al cáncer

Los diez alimentos que ayudan a prevenir el cáncer. (Foto: Envato)
Los diez alimentos que ayudan a prevenir el cáncer. (Foto: Envato)
Una dieta equilibrada reduce el riesgo de padecer cáncer. Es más, la alimentación se asocia directa o indirectamente con más del 35% de los tumores.
Una dieta equilibrada reduce el riesgo de padecer cáncer. Esto es algo que muchos estudios han certificado. Es más, la alimentación se asocia directa o indirectamente con más del 35% de los tumores. Pese a ello, el seguimiento de unas buenas pautas alimentarias sigue siendo poco preocupante para la sociedad. Es por ello que, los expertos, han querido señalar una lista de diez alimentos que tienen propiedades anticáncer y que es más que recomendable tener en nuestra despensa. 

Por ello, Paula Jiménez-Fonseca, oncóloga médica del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), señaló que en parte de la población aún está asentada la creencia de que el cáncer tiene fundamentalmente un origen hereditario, “cuando la realidad es que todos los cánceres se originan en cambios genéticos, en el 40% esto es por causas ambientales y sólo entre el 5-10% son claramente hereditarios”.

La dieta está así ligada directamente con el 9% de los tumores, mientras que un 5% están vinculados a la obesidad, pero en conjunción con otros factores, la alimentación está asociada con más del 35% de todos los casos de cáncer que se producen.

El cáncer, explica la experta, no se trata de un suceso, sino de un proceso, relacionado con cambios celulares derivados de una exposición continuada a agentes carcinógenos, entre los que se incluyen ciertos alimentos.

También la alimentación es la segunda causa prevenible de cáncer después del tabaco y se relaciona fundamentalmente con algunos de los cánceres más comunes y sus localizaciones. Por ejemplo, el estómago, que se produce en consecuencia a los nitratos contenidos en conservas, alimentos envasados o en salazón y bacterias, como el Helicobacter pilory, que infectan alimentos en mal estado de conservación.

También se encuentran en el colon y recto, que está ligado a dietas hipercalóricas, ricas en carne, azúcares refinados y grasas saturadas, y al estreñimiento. El páncreas, que está asociado con la obesidad y la diabetes. 

Cánceres hormonodependientes, como el de mama y útero en mujeres, y próstata, en hombres. En mujeres menopaúsicas, al perderse la función ovárica, los estrógenos se producen en el tejido adiposo abdominal, por lo que la mujer tiene mayores niveles de estrógenos, favoreciendo el desarrollo del cáncer de mama y útero. Ocurre lo mismo en varones, en quienes el exceso de grasa aumenta los niveles de estrógenos potenciando la hiperplasia benigna y el adenocarcinoma de próstata. También existen otros tumores digestivos como el de esófago, vías biliares, vesícula y páncreas. 

En lo que respecta a los alimentos hay una serie de ellos que ayudan a prevenir el cáncer. Por ejemplo, las coles. Como la col, brécol, coliflor y lombarda: Junto col rizada, rábanos, nabos y coles de Bruselas ocupan el primer puesto de esta lista de alimentos saludables.

El ajo y la cebolla también son anticancerígenos, antiinflamatorios, antisépticos, diuréticos, desinfectantes, antihipertensivos, potentes frente al asma, entre otras muchas propiedades.


Las verduras rojizas, como tomate, zanahoria, pimiento, remolacha y calabaza, son las reinas también por su alto contenido en carotenoides, sobre todo, licopeno, con doble poder anticancerígeno respecto al betacaroteno, lo que le da propiedades antitumorales únicas.

Los cítricos, como la naranja, limón, el kiwi o la piña, junto con el arándano rojo y el pomelo son ricos en vitamina C y antioxidantes. Es necesario tener en cuenta que si se consumen en zumo se pierde la fibra, aunque el resto de las propiedades se mantienen.

Las verduras de color verde como la lechuga, la espinaca, repollo y puerro, junto con la acelga, el apio, el berro, los canónigos, la borraja, la alcachofa y el espárrago también son potentes aliados. 

La fresa, la cereza, la frambuesa, la mora, la granada, la grosella, el albaricoque, el melocotón, la ciruela roja, la sandía, la papaya y la uva deben su color a los betacarotenos y a los polifenoles, fotoquímicos que poseen poderosas propiedades anticancerígenas y antioxidantes.

Los hongos como son las plantas con mayor número de propiedades medicinales, destacando las inmunomoduladoras, antiinflamatorias y antitumorales.. Entre ellas destaca kawaratake, maitake, shiitake y champiñones. 

El pescado azul, como sardina, boquerón, anchoa, trucha, atún, bonito, salmón, angula, caballa, arenque, cazón, congrio, chicharro, emperador, lamprea o palometa, poseen grasa saludable, es poliinsaturada y eleva el colesterol bueno.

Por último, el yogur natural y pan tierno integral, junto con el queso fresco, el kéfir o el requesón,  también son alimentos totalmente digestivos. Otra estrella no podía faltar: el aceite de oliva, que debe consumirse crudo. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS