MOMENTOS CONCRETOS

Las tres horas claves para conseguir perder peso

Las horas más habituales en las que las personas picotean. (Foto: Envato)
Las horas más habituales en las que las personas picotean. (Foto: Envato)
Ahí, aumenta el atractivo de la máquina expendedora o la caja de chocolates de la oficina y buscamos alimentos dulces para aumentar nuestros niveles de glucosa.
Las horas del día en las que se come juegan un papel crucial si se quiere perder peso. Eso es lo que opina la destacada dietista australiana Susie Burrell, quien compartió recientemente los tres momentos del día más "peligrosos" en los que debe evitar comer o caer en antojos para evitar ganar calorías.

Burrell se ha referido a un estudio realizado en Reino Unido, que asegura que estas tres horas serían las 11.01 h de la mañana, las 15.14 h de la tarde y las 21:31 h de la noche. La investigación, de la que se hace eco Daily Mail, descubrió que las personas que hacían dieta consumían 750 calorías adicionales al día en estos tres momentos concretos.

Según Burrell, estos tres momentos coinciden con las horas más habituales en las que las personas picotean a lo largo del día.

En un artículo publicado en 7News, la dietista ha dado una serie de recomendaciones y ha compartido una lista de snacks saludables alternativos a los que recurrir durante estas horas para combatir mejor los antojos.

Respecto a la primera hora que señala el estudio, las 11.00 h, Burrell explica que es un momento del día en el que ya han pasado varias horas desde el desayuno y todavía faltan una o dos horas para el almuerzo.

"Comer muy pocas calorías durante la primera mitad del día no solo desencadena el hambre y los antojos al final de la mañana, sino que también te puede hacer más vulnerable a comer en exceso durante el resto del día", señaló la experta.

Para lograr tomar el control en esos momentos, la dietista sugiere programar un pequeño refrigerio entre tres y cuatro horas después del desayuno, y siempre antes de las 10.30 h de la mañana, "para evitar sentir hambre demasiado cerca de la hora del almuerzo".

Para ello, apuesta por un snack de unas 100-200 calorías y de 5 a 10 g de proteína, que logre mantener a raya el apetito hasta la hora de comer. Como opciones pueden ser "un café pequeño, 100 g de yogur griego y bayas o un par de galletas integrales y queso".

Dos o tres horas después de la comida, la dietista señala que "es normal" que se tenga hambre, ya que "nuestros niveles de glucosa en sangre bajan". En el contexto del mundo anglosajón, esa hora tiende a corresponderse con las 15.00 - 16.00 h de la tarde, un periodo que en España todavía puede coincidir con el de la comida.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS