CAMBIO DE PESO

¿Las pastillas anticonceptivas engordan? Los efectos secundarios

La píldora anticonceptiva engorda: ¿mito o realidad?. (Foto: Adrienn / Pexels)
La píldora anticonceptiva engorda: ¿mito o realidad?. (Foto: Adrienn / Pexels)
Podría deberse a la retención de líquidos, a un mayor depósito de grasa o incluso a una ganancia muscular, todos provocados por mecanismos hormonales.
En el año 2017, una investigación publicada en la revista Contraception revelaba que muchas mujeres estaban dejando de tomar la píldora anticonceptiva por la misma razón: provocaba sobrepeso u obesidad. Eso las llevó a decantarse por otros medios reversibles de larga duración como el DIU.

El uso continuado de la píldora anticonceptiva puede duplicar e incluso triplicar el riesgo de desarrollar obesidad a largo plazo. Así lo determina un estudio llevado a cabo por investigadores del CIBER de Obesidad y Nutrición (CIBEROBN), pertenecientes al Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra. 



El equipo de expertos valoró prospectivamente el riesgo de desarrollar obesidad en 4.920 mujeres jóvenes (28 años de media) durante más de ocho años de seguimiento. Todas ellas, que inicialmente no padecían obesidad, se clasificaron en dos grupos, en función de si utilizaban o no de forma regular anticonceptivos orales. El uso de anticonceptivos orales y el índice de masa corporal se evaluaron al inicio y cada dos años durante el seguimiento.

Los resultados del estudio pusieron de manifiesto que el uso de anticonceptivos orales está significativamente asociado con mayores probabilidades de desarrollo de obesidad, especialmente cuando el uso de estos es constante y se extiende durante periodos de más de dos años.

"Se comprobó que, a igualdad de otros factores y de manera independiente de ellos, el riesgo de desarrollar obesidad durante los años sucesivos prácticamente se duplicaba en las mujeres que usaban regularmente anticonceptivos orales, y casi se triplicaba en las que los habían usado continuadamente durante más de dos años", indicó Álvaro San Juan Rodríguez.  ​​​​​​​

"Se ha propuesto que podría deberse a la retención de líquidos, a un mayor depósito de grasa o incluso a una ganancia muscular, todos provocados por mecanismos hormonales. En cualquier caso, la obesidad es de origen multifactorial y el uso de anticonceptivos podría sumarse a muchos otros factores en el proceso etiológico de la obesidad", concluyó. ​​​​​​​

Comparte esta noticia

COMENTARIOS