ENEMIGOS NÚMERO 1

El infarto en mujeres, los síntomas diferentes respecto al hombre

Fumar, diabetes y presión arterial alta, los enemigos de las mujeres. (Foto: Garon Piceli / Pexels)
Fumar, diabetes y presión arterial alta, los enemigos de las mujeres. (Foto: Garon Piceli / Pexels)
La hipertensión, tabaquismo y diabetes se asoció con un mayor riesgo de infarto de miocardio tanto en mujeres como en hombres, pero con un riesgo relativo excesivo entre las mujeres.
Pese a que los hombres tienen un mayor riesgo infarto que las mujeres, los últimos estudios sugieren que ciertos factores de riesgo tienen un mayor impacto en el riesgo en las mujeres que en los hombres.

Así, los enemigos número 1 para las mujeres son el tabaco, la diabetes y la tensión arterial alta, asegura un estudio que se publica en BMJ que analizó los datos de casi medio millón de personas inscritas en el Biobanco del Reino Unido, una base de datos de información biológica de adultos británicos. 

Las 471.998 personas no tenían antecedentes de enfermedad cardiovascular, la edad oscilaba entre los 40 y 69 años y el 56% eran mujeres. Durante un promedio de siete años, 5.081 personas (29% mujeres) sufrieron su primer ataque cardíaco, lo que significa que la incidencia de infarto fue de 7,76 por 10.000 personas años en mujeres, en comparación con 24,35 personas por cada 10.000 personas años.

Aunque la hipertensión arterial, la diabetes y tabaco aumentaron el riesgo de infarto en ambos sexos, su impacto fue mucho mayor en las mujeres. Así, por ejemplo, fumar incrementó el riesgo de un ataque cardíaco en una mujer en un 55% mas que en un hombre, mientras que la tensión arterial alta en un 83%.

En cuanto a la diabetes tipo II, que generalmente se asocia con una dieta deficiente y otros factores del estilo de vida, tuvo un impacto de un 47% mayor en el riesgo de infarto en las mujeres que en los varones, mientras que en el caso de la diabetes tipo I el impacto fue de casi tres veces mayor las mujeres.

Según los investigadores éste es el primer estudio que analiza las diferencias absolutas y relativas en el riesgo de ataque cardíaco entre los sexos en un rango de factores de riesgo en una población general, pero enfatizan que se trata de un estudio observacional, por lo que no se pueden extraer conclusiones firmes.

"Las mujeres deberían, al menos, recibir el mismo acceso a los tratamientos basados en pautas para la diabetes y la hipertensión, y a los recursos para ayudar a perder peso y dejar de fumar, al igual que los hombres", indicaron.

 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS