MUY SALUDABLE

Un huevo al día, la pauta para evitar los problemas del corazón

Comer un huevo al día puede reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. (Foto: Pixabay / Pexels)
Comer un huevo al día puede reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. (Foto: Pixabay / Pexels)
El estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Pekín muestra una asociación entre el consumo moderado de huevos y una menor tasa de enfermedades cardiovasculares.
El huevo es un alimento rico en proteínas, vitaminas como la A, la D y la B12; y también en minerales como el fósforo y el selenio. Tal es así que el huevo ha sido, es y será catalogado como un producto de alto valor nutricional.

Pero hay que tener cuidado, el huevo también es muy rico en colesterol, por lo que su consumo excesivo puede poner en riesgo nuestra salud, muy especialmente nuestra salud cardiovascular. Entonces, ¿se deben limitar nuestra ingesta de huevos y, tal y como se recomendaba hasta hace un par de décadas, consumir como máximo tres o cuatro unidades a la semana?

Pues según las evidencias de los estudios más recientes, no parece que sea necesario. De hecho, es muy posible que en lugar de poner en peligro la salud de nuestro sistema circulatorio, la ingesta moderada de huevos la proteja.  Ahora un estudio dirigido por investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Pekín (China), comer un huevo al día reduce el riesgo de padecer un infarto. 

"Los resultados de nuestro trabajo muestran la existencia de una asociación entre el consumo moderado de huevos, como sería ingerir hasta una unidad diaria, y una menor tasa de episodios cardiovasculares", indicó Liming Li, director de esta investigación.

A día de hoy se han realizado infinidad de estudios para evaluar el impacto del consumo de huevos sobre la salud, sobre todo cardiovascular. No en vano, las enfermedades cardiovasculares, responsables cada año de cerca de 17,5 millones de decesos en todo el mundo, constituyen la primera causa de mortalidad global. 

Y según los resultados, la asociación entre la ingesta moderada de huevos y el riesgo de padecer una de estas patologías, caso de la cardiopatía isquémica o del ictus, es nimia. Pero que esta asociación sea mínima no quiere decir que sea completamente nula. 

¿El consumo de huevos conlleva, o no, un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular? Para responder a esta pregunta, los autores siguieron durante un periodo promedio de 8,9 años la evolución de 416.213 adultos que, con edades comprendidas entre los 30 y los 79 años y residentes en 10 áreas geográficas de China, no habían sido diagnosticados de enfermedad cardiovascular, diabetes o cáncer y habían respondido a distintos cuestionarios sobre sus hábitos dietéticos con motivo de su inclusión en el estudio China Kadoorie Biobank (CKB) entre 2004 y 2008.

Concretamente, y comparados frente a los que rara vez comían huevos, los consumidores diarios, o más bien, casi diarios, presentaron un riesgo hasta un 26% inferior de ictus hemorrágico,  una probabilidad un 28% menor de fallecer por un ictus hemorrágico, y un riesgo un 18% inferior de morir por una enfermedad cardiovascular.

Los consumidores diarios presentaron una reducción de un 12% en su riesgo de desarrollar cardiopatía isquémica. Un aspecto muy a tener en cuenta dado que esta enfermedad cardiovascular supone la principal causa de muerte prematura en los países occidentales.


 
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS