Higiene íntima en el posparto

Una buena higiene íntima es muy importante en el postparto. (Foto: Freepik)
Una buena higiene íntima es muy importante en el postparto. (Foto: Freepik)
La travesía que recorre una futura madre es preciosa y delicada a su vez.
Aunque, al llegar al periodo del postparto los malestares parecen estar al acecho. Por eso, es necesario tener en cuenta algunos aspectos.

Entre ellos mantener una buena higiene íntima, porque es justo una de las zonas más sensibles. De esa manera, pasarás un tiempo de postparto más tranquilo y tendrás una feliz recuperación.

¿Cuándo comienza el postparto y cuanto dura?

Este periodo inicia cuando nace el bebé y se extiende hasta unos 40 días. Por eso, también se conoce como cuarentena y se da en dos etapas. La primera, donde normalmente la mamá está aún en el hospital bajo supervisión.

Luego, llega la segunda etapa que tarda unas 8 semanas aproximadamente. Es justo durante estos días que el cuerpo atraviesa un proceso de recuperación. Todo para volver a la “normalidad” con la ayuda de ciertas hormonas como la oxitocina.

Sin embargo, es indispensable tener en cuenta que este periodo es delicado para la madre. Por lo que, los cuidados a mantener son exigentes para evitar complicaciones. Algunos de los puntos indiscutibles, es practicar una buena higiene íntima.

La importancia de una correcta higiene intima

La higiene íntima de la mujer es siempre importante. Porque naturalmente el genital femenino es delicado y propenso a sufrir de diferentes patologías y molestias. No obstante, cuando se llega al periodo postparto se incrementa considerablemente la sensibilidad de la zona.

Esto se debe al incremento del pH, lo cual ocurre por ser un mecanismo de defensa natural del cuerpo, al igual que el aumento de los niveles hormonales que genera gran sensibilidad en la piel.

Sin embargo, debido a esos mismos cambios y el incremento en la humedad hay mayor vulnerabilidad. Ya que, hay más probabilidades de contraer infecciones, lesiones y hongos.

En caso de desgarro, cesárea o episiotomía

La episiotomía y desgarros generan un mayor estado de vulnerabilidad. La cesárea también, aunque a un menor nivel en comparación. En esos casos, el proceso de sanación puede tardar más y el cuidado debe ser mayor.

Debes tener en cuenta que la higienización no debe ser interna. Porque aumentará la aparición de los problemas ya mencionados. La misma debe hacerse con agua y jabón neutro posterior a ir al baño. También, lávate así dos veces diario.

Utiliza la mano para ello y seca con suavidad mediante toques sutiles. Termina de culminar el secado dejando la zona al aire por pocos minutos. Y recuerda lavar en dirección de la vagina al ano.

Cuidados posteriores en el parto vaginal normal

Aunque, no hayas tenido situaciones similares a las anteriores, puedes coger los mismos consejos. Recuerda que lo importante es mantener una buena disciplina en cuanto la higiene intima. Sin embargo, tendrás la fortuna de tener una recuperación más rápida.

Pero, esto no implica relajarse, por eso ten en cuenta estos consejos:
  • Usa un jabón específico para este fin.
  • Los primeros días evita usar la bañera.
  • No uses demasiado tiempo la misma compresa
  • Utiliza compresas fabricadas con algodón.
  • Cumple una dieta que te ayude a evitar el estreñimiento.
  • Sé paciente con tu cuidado y tendrás una correcta recuperación.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS