La escoliosis: ¿Cómo tratarla en niños?

Descubre cómo se trata la escoliosis en los niños. (Foto: Freepik)
Descubre cómo se trata la escoliosis en los niños. (Foto: Freepik)
La escoliosis es una desviación de la columna vertebral que puede diagnosticarse en niños a partir de los 10 años.
La curvatura que adopta la columna de una persona con escoliosis posee forma de “S” o de “C” y puede llegar a producir dolores intensos debido a que también ocasiona la torsión de algunos huesos y vértebras. La aparición de este problema en los niños se califica como “idiopática”, un vocablo que significa que es de causa desconocida.

Lo que se ha llegado a conocer sobre el origen de la escoliosis idiopática indica que se trata de una anomalía genética, transmitida de padres a hijos, cuyas características no resultan sencillas de detallar a temprana edad, pero a partir de los 15 años, en la etapa de crecimiento y desarrollo del cuerpo humano, se logran observar con más claridad.

¿Cuáles son las características de la escoliosis?

Lo primero que se observa es una curvatura pronunciada de la columna, capaz de lograr que el cuerpo se incline más hacia un lado que al otro. Esta es la razón por la cual, un niño que sufre escoliosis puesto de pie pareciera tener uno de sus hombros más elevado. En algunas situaciones, incluso, el omóplato pareciera sobresalir.

De forma muy similar ocurre con la caja torácica cuando el niño se coloca en cuclillas. Esta pareciera salirse.

Otro signo bastante frecuente que distingue la escoliosis es el surgimiento de una protuberancia en las costillas o cerca de la parte inferior de la espalda. Siendo esta una secuela del giro anómalo del tronco.

La escoliosis en los niños: ¿es algo común?

Los estudios señalan que esta afección no es muy corriente entre los infantes. Entre los 10 y los 15 años, apenas 1 de cada 300 niños sufre escoliosis de forma moderada.
Por su parte, los índices son aún más bajos entre los menores de 5 años. La cantidad de afectados gira alrededor de 1 por cada 50.000 personas.

¿Cómo se diagnostica la escoliosis?

La escoliosis suele ser observada a simple vista por los traumatólogos, sin embargo, como todo científico, lo observado debe ser comprobado y por norma general se solicita la realización de una radiografía.

Por medio de su análisis, el especialista podrá determinar con exactitud el grado o nivel de la escoliosis, si requiere o no tratamiento y cuál puede ser el más adecuado para el niño.

Tipos de escoliosis

Dependiendo del grado de la curvatura en la columna, la escoliosis se clasifica en:
  • Leve, si es inferior a los 20 grados.
  • Moderada, si está entre los 25 y 40 grados.
  • Grave, cuando se encuentra por encima de los 50 grados.

¿Qué hacer para tratar la escoliosis en niños?

Existen diversos métodos para tratar la escoliosis, en dependencia del tipo de escoliosis. Algunos de ellos te los mencionamos a continuación:

El corsé de uso ortopédico

Se utiliza durante determinada cantidad de horas diarias con el fin de mantener sujeta la columna vertebral y evitar una mayor desviación de la misma. Es apta para escoliosis leves y moderadas.

La cirugía

Se recurre a ella en casos de escoliosis grave. Consiste en una operación para enderezar la columna y mantenerla en su posición normal mediante el uso de tornillos y varas metálicas. En esta acción, para unir las vértebras, se coloca injerto óseo.

El Mehta molde

Debe su nombre a su creadora, la doctora Min Mehta. Se trata de un molde de yeso colocado sobre los hombros de manera permanente, con el objeto de corregir la desviación. De manera particular, este tratamiento se aplica en niños de 9 meses a 5 años.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS