EPIDEMIA SILENCIOSA

Enfermedad renal crónica, expansión de una epidemia compleja

La enfermedad renal crónica (ERC) es un claro ejemplo, ya que afecta a entre el 10 y 15 de los adultos españoles. (Foto: Envato)
La enfermedad renal crónica (ERC) es un claro ejemplo, ya que afecta a entre el 10 y 15 de los adultos españoles. (Foto: Envato)
Hay que sensibilizar a la sociedad sobre la importancia y repercusión que tiene la ERC, y reclamar la necesidad de desarrollar estrategias y actuaciones de prevención.
Uno de los grandes problemas que crean la superación o el tratamiento temprano de una enfermedad es el diagnóstico tardío. Esto se debe en muchas ocasiones, a la complejidad de asociar los síntomas a esa determinada dolencia. La enfermedad renal crónica (ERC) es un claro ejemplo, ya que afecta a entre el 10 y 15% de los adultos españoles, pero la mayoría lo desconocen.

Así, la Sociedad Española de Nefrología ha advertido de un aumento del 30% de la prevalencia (número total de casos) de la enfermedad renal crónica (ERC) en los últimos diez años en sus fases más avanzadas, pasando de 1.054 pacientes por millón de población (pmp) en 2011, a 1363 pmp, según los últimos datos disponibles referentes al año 2020.

Los expertos señalan que de los cerca de 7 millones de pacientes afectados en España, más de 64.600 están en tratamiento renal sustitutivo (TRS), es decir, requieren de un tratamiento de diálisis o trasplante, siendo las personas mayores y las diabéticas los segmentos de población con mayor prevalencia de ERC.

Para la sociedad científica es "igualmente preocupante" el incremento de la incidencia (pacientes nuevos), ya que, en la última década, el número de pacientes que necesitaron diálisis o trasplante renal aumentó un 11 por ciento, si bien en el último año (2020) descendió debido a la pandemia. Además, su mortalidad sigue creciendo y se prevé que se convierta en la segunda causa de muerte en España en los próximos años, tras el Alzheimer.

Uno de los principales objetivos del Congreso es, por tanto, "sensibilizar a la sociedad sobre la importancia y repercusión que tiene la ERC, y reclamar la necesidad de desarrollar estrategias y actuaciones de prevención y detección precoz para frenar el avance de una patología que además tiene como particularidad un infradiagnóstico que está por encima del 40 por ciento",señaló el doctor Antonio Osuna, del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada.

"Por todo ello, los expertos han calificado ya a la ERC como la epidemia silenciosa, pues sus síntomas son poco reconocibles en sus estadios iniciales", explicaron los expertos.  

"La nefrología española es un referente en el tratamiento de la ERC renal y es líder mundial en trasplante de riñón, pero debemos seguir avanzado en los aspectos relacionados con la prevención, la detección precoz (si se detecta en sus fases iniciales se puede reducir los efectos del daño renal, e incluso revertirlo) y la atención temprana a los pacientes, así como en desarrollar estrategias que impliquen una formación en estilos de vida saludable desde la infancia, para que así puedan prevenirse sus principales factores de riesgo", concluyeron.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS