PASOS PARA SU DETECCIÓN

Emociones, intereses y relaciones, las claves del Síndrome de Asperger

En el Día Internacional del Síndrome de Asperger, los expertos recuerdan las claves para su detección. (Foto: @galleryhip)
En el Día Internacional del Síndrome de Asperger, los expertos recuerdan las claves para su detección. (Foto: @galleryhip)
Este trastorno comparte una característica esencial con el autismo como son los problemas para interactuar en sociedad, ya sean dificultades para expresarse así como para relacionarse.
Aunque no existen unas estadísticas a nivel mundial, el psicólogo Tony Attwood considera que una de cada 250 personas padece síndrome de Asperger, un trastorno generalizado del desarrollo. Las personas que lo padecen conviven con él desde que nacen, lo que les lleva a generar dificultades de interacción social y problemas de comunicación y expresividad.

"Las personas con el síndrome de Asperger quieren socializar y tener amigos, pero cuando intentan establecer relaciones muchas veces se equivocan", explica Luis Miguel Aguilar, psicólogo de la Asociación Asperger Madrid. El problema de los que sufren este trastorno es que "no saben cómo interactuar con los demás".

El síndrome de Asperger se enmarca dentro del espectro autista ya que los problemas de interacción social. Existen diferentes categorías de autismo, pero a rasgos generales, la principal diferencia entre el autismo clásico y el síndrome de Asperger es el problema con el lenguaje.

"El 75% de las personas con autismo tienen algún tipo de retraso con el lenguaje", comenta Luis Miguel Aguilar de la Asociación Asperger Madrid. Las personas con autismo tienen problemas para comunicarse y algunos de ellos no llegan a desarrollar lenguaje. "La persona con Asperger aprende a leer y hablar perfectamente, pero tiene dificultades para utilizar esas herramientas en los entornos sociales", comentó.

Los principales síntomas a la hora de detectar esta dolencia son realmente básicos. En primer lugar, y como indicador principal estarían las dificultades en las interacciones sociales. Si muestra falta de interés por relacionarse con la gente, podría padecen Síndrome de Asperger. En algunas situaciones suele existir un comportamiento social y emocionalmente inapropiado muy ligado a su falta de comprensión de claves sociales y de señales verbales y no verbales, como el contacto visual, la expresión facial o los gestos.

Asimismo, cuando se producen alteraciones en las habilidades lingüísticas, como por ejemplo, la falta de entendimiento de sentimientos, emociones o pensamientos también podría indicarse el desarrollo de este trastorno. Los intereses de las personas que padecen Asperger también son limitados por los que solo están interesados en áreas específicas.

En ocasiones pueden presentar retraso temprano en el área motriz que podría reflejarse en dificultades en tareas como atrapar una pelota o "patosos" al correr y saltar. Por otra parte, en los movimientos pequeños y precisos les pueden resultar complicadas labores como cortar con tijera o sujetar un lápiz. También podrían existir problemas de coordinación como, por ejemplo, seguir el ritmo de una canción o pedalear en una bicicleta.

Asimismo, también presentan problemas cognitivos a la hora de deducir lo que alguien está pensando y por tanto problemas para empatizar con ella. Esta característica suele repercutir en una escasa comprensión de sí mismo como persona y una reducida capacidad para comprender y predecir el comportamiento de los demás.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS