SUEÑO REPARADOR

Dormir del tirón, un sueño posible con este tipo de mantas

La ropa de cama más adecuada para conciliar el sueño. (Foto: Envato)
La ropa de cama más adecuada para conciliar el sueño. (Foto: Envato)
Ya se sabía que las mantas con peso pueden mejorar el sueño en pacientes con determinadas condiciones que lo afectan, como el insomnio o el autismo.
La melatonina es una de las hormonas fundamentales en la regulación del ritmo circadiano, que es el ciclo de alternancia entre sueño y vigilia. Por ello, y aunque nuestro cuerpo la produce de manera natural muchas personas que tienen problemas leves a moderados optan por suplementos y alimentos que la contienen para dormir mejor.

Sin embargo, un reciente estudio publicado en el medio especializado Journal of Sleep Research revela otro método para aprovechar la función de la melatonina en la conciliación del sueño sin necesidad de recibirla desde fuentes externas. Y es que parece ser que las mantas con peso podrían estimular su producción en el cuerpo humano.

Ya se sabía que las mantas con peso pueden mejorar el sueño en pacientes con determinadas condiciones que lo afectan, como el insomnio, el síndrome por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o el autismo.

Algunos fabricantes incluso afirmaban que este efecto se debía a que este tipo de mantas incrementan la producción de hormonas como la oxitocina o la melatonina, pero hasta ahora no existía evidencia científica al respecto.

Este experimento llevado a cabo para comprobar estas supuestas propiedades fue sencillo. Se reclutó a 26 participantes y midieron la concentración de melatonina, oxitocina (una hormona ligada al contacto físico, el sexo y los sentimientos de apego hacia personas o animales) y cortisol (una hormona responsable de la respuesta del organismo al estrés) en su saliva después de dormir con una manta ligera o con una con peso.

Lo que encontraron es que aquellos que habían dormido con una manta con peso mostraban un incremento del 30% en la concentración de melatonina en la saliva respecto a los que habían dormido con una manta ligera. En cambio, no se observaron diferencias significativas en las concentraciones de oxitocina o cortisol.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS