LABORALES MARATONIANAS

La diabetes llama a la puerta de las mujeres que trabajan 45 o más horas

Más de 45 horas laborales por semana, relacionadas con mayor riesgo de diabetes en mujeres. (Foto:  bruce mars / Pexels)
Más de 45 horas laborales por semana, relacionadas con mayor riesgo de diabetes en mujeres. (Foto: bruce mars / Pexels)
Trabajar muchas horas podría promover una respuesta de estrés crónico, lo que aumentaría el riesgo de trastornos hormonales y de resistencia a la insulina.
La diabetes tipo 2 es una enfermedad causada por la incapacidad del organismo de producir cantidades suficientes de insulina o de utilizar esta hormona de una forma adecuada, lo que provoca que la sangre porte un exceso de glucosa que, a la larga, acaba dañando múltiples órganos de todo el cuerpo. 

Una enfermedad que padecen cerca de 400 millones de personas en todo el mundo y cuyo riesgo de aparición se encuentra condicionado por diversos factores, muy especialmente por la obesidad. Y según parece, por las largas jornadas laborales. Cuando menos en el caso de las mujeres. Y es que como muestra un estudio dirigido por investigadores de la Universidad Laval en Quebec (Canadá), las mujeres que trabajan 45 o más horas semanales tienen un mayor riesgo de acabar padeciendo diabetes.

"Teniendo en cuenta el rápido y substancial incremento de la prevalencia de la diabetes en todo el mundo, la identificación de factores de riesgo, caso de las largas jornadas laborales, tiene una enorme importancia para mejorar la prevención tanto de la diabetes como de sus enfermedades crónicas asociadas", explicó Mahée Gilbert-Ouimet, directora de esta investigación.

No es la primera vez que un estudio alerta de que, a la larga, el exceso de horas dedicadas al trabajo tiene consecuencias muy negativas para la salud. Por ejemplo, ya se sabe que las personas con semanas laborales que alcanzan las 55 horas tienen, frente a aquellas que trabajan entre 35 y 40 horas, una probabilidad hasta un 40% mayor de acabar padeciendo fibrilación auricular.

De hecho, tampoco es la primera vez que se observa que la acumulación de jornadas laborales maratonianas parece aumentar el riesgo de diabetes. Sin embargo, casi todos los estudios relacionados con esta enfermedad metabólica se habían llevado a cabo exclusivamente con varones. Pero, ¿qué pasa con las mujeres?

Concluido el seguimiento de 12 años, cerca de un 10% de los participantes había sido diagnosticado de diabetes tipo 2, siendo la incidencia de la enfermedad mayor en los varones y en las personas mayores y/o con obesidad. Sin embargo, y a diferencia de como habían sugerido otros estudios, la duración de las semanas laborales no tuvo ninguna influencia sobre el riesgo de diabetes en varones.

No así en el caso de las mujeres. Comparadas frente a aquellas que trabajaban entre 35 y 40 horas a la semana, las mujeres cuyas semanas laborales alcanzaban o superaban las 45 horas presentaron un riesgo hasta un 63% superior de desarrollar diabetes. Un resultado que, una vez más, fue independiente del resto de factores sociodemográficos y laborales evaluados.

"Si bien no hay una explicación obvia para las diferencias de género, es posible que las mujeres trabajaran más horas teniendo en cuenta todas las tareas domésticas y las responsabilidades familiares", señalaron los expertos. 



 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS