SECUELAS FRECUENTES

Depresión, demencia y ansiedad, la expansión durante el coronavirus

Las secuelas de la Covid-19, mucho más allá que un virus. (Foto: Envato)
Las secuelas de la Covid-19, mucho más allá que un virus. (Foto: Envato)
El estudio asegura que la enfermedad del coronavirus aumenta las probabilidades de desarrollar depresión, demencia, psicosis y accidentes cerebrovasculares.
Un estudio publicado en la revista Lancet Psychiatry constata que uno de cada tres enfermos de Covid-19 ha desarrollado algún tipo de enfermedad mental o neurológica en los seis meses siguientes. Concretamente el 34%. Y la más común es la ansiedad, que ha afectado al 17% de los pacientes. Uno de cada seis.

Las personas que tuvieron que estar ingresadas en hospitales o en UCIs tuvieron una incidencia aún mayor, y los investigadores anticiparon que el impacto podría sentirse en los servicios de salud durante muchos años, por lo que deberían contar con recursos para atender a esos pacientes.

"Muchos de los casos hacen referencia a episodios de ansiedad y trastornos de los estados de ánimo, que muy probablemente fueron causados por los ingresos en el hospital, la angustia ante la posible evolución de la enfermedad una vez diagnosticada, el estrés, la situación de aislamiento, el miedo…", comentaron los expertos.

Una explicación distinta tienen los casos de accidentes cerebrovasculares y episodios de demencia, que muy probablemente sí habrán sido causados por impactos biológicos del virus sobre el cerebro, o por la reacción del cuerpo a la infección en general.


Los participantes fueron emparejados por edad, sexo, etnia y condiciones de salud, para que fueran lo más comparables posible. Y el resultado es los pacientes que habían enfermado del coronavirus desarrollaron claramente más trastornos psicológicos o neurológicos. Concretamente un 16% más que los pacientes de otras infecciones respiratorias y un 44% más que los que habían pasado la gripe.

Los principales trastornos fueron los del estado de ánimo, ansiedad o psicóticos, que afectaron al 24% de los pacientes. Aumentaron al 25% en los ingresados en el hospital, al 28% en quienes tuvieron que pasar por cuidados intensivos y al 36% en las personas que experimentaron delirio mientras estaban enfermos.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS