WORKSHOP

Cuidar del corazón en Navidad, sobre todo si se padece diabetes

En la imagen, el doctor Miguel Ángel Brito, Alberto Chicote y Cruz Santos (paciente con DM2).
En la imagen, el doctor Miguel Ángel Brito, Alberto Chicote y Cruz Santos (paciente con DM2).
Alberto Chicote ha cocinado con pacientes, periodistas e influencers unas codornices lacadas con mandarinas y setas de temporada a la plancha con motivo de la campaña #DiabetesPorTuCorazón.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
El conocido chef y presentador Alberto Chicote ha realizado en Madrid un workshop de cocina cardiosaludable y navideña de la mano del Dr. Miguel Ángel Brito, especialista en Endocrinología en el Hospital Universitario Puerta de Hierro, Madrid.

La acción forma parte de la campaña #DiabetesPorTuCorazón, una iniciativa de Boehringer Ingelheim y Lilly que tiene como objetivo sensibilizar sobre la relación entre el riesgo cardiovascular (CV) y la diabetes mellitus tipo 2 (DM2), ya que entre el 50% y el 80% de quienes la padecen mueren por complicaciones como el infarto de miocardio o el ictus.

En el workshop, Chicote ha mostrado paso por paso la elaboración de unas codornices lacadas con mandarinas y setas de temporada a la plancha, un plato navideño y cardiosaludable, adecuado para personas con DM2. Los pacientes, periodistas e influencers asistentes han podido recrear la receta y cocinarla con el famoso chef, siguiendo sus consejos e indicaciones. El workshop ha servido para demostrar que la comida puede ser sabrosa a la vez que saludable para el corazón.

El Dr. Miguel Ángel Brito ha explicado a los asistentes la relación que existe entre diabetes tipo 2 y riesgo cardiovascular, así como consejos para cuidar la salud del corazón si se padece la enfermedad. “La diabetes tipo 2 es un factor de riesgo cardiovascular, al igual que la hipertensión, el tabaco o el colesterol, es uno más de los factores asociados a la enfermedad y tiene mucho peso. Nuestro objetivo con los pacientes es ver si tienen otros factores de riesgo asociados e intentar neutralizarlos”, declara el Dr. Brito.

“Hay una serie de pautas que son importantes para el paciente diabético con riesgo cardiovascular asociado: controlar del peso, es de vital importancia evitar el sobrepeso y la obesidad, tener una vida no sedentaria, y si se puede, hacer ejercicio. También, si hay hipertensión, recudir el consumo de sal y/o de elementos procesados. En definitiva, es importante un control de la alimentación, mantener una vida activa y en la medida de los posible reducir el estrés”, concluye el doctor.

En este sentido, Alberto Chicote ha añadido que “en Navidad es importante cuidar del corazón, en todos los aspectos y sobre todo si se padece diabetes. Por ello, cocinar sano y cardiosaludable no está reñido con comer sabroso, hay muchas opciones de recetas navideñas que son adecuadas para las personas con diabetes y para la salud de su corazón”.

Cruz Santos, paciente con DM2 infartada asistente al workshop, ha añadido que para ella fue clave saber reconocer los síntomas antes de padecer el infarto. “En la mayoría de los casos los pacientes que están a punto de sufrir un evento cardiovascular van al hospital porque sienten mareos, vómitos, ansiedad y/o dolor en el pecho prolongado, esto les alerta que algo no está funcionando como debería. Por ello, es importante que te expliquen bien los síntomas que puedes tener antes de sufrir un infarto, para que, cuando los tengas, no esperes ni medio segundo. La alimentación sana y adoptar hábitos de vida saludable es lo más importante, ya que no cuidarse pasa factura”, concluye.

La campaña #DiabetesPorTuCorazon busca concienciar sobre la importancia de adoptar hábitos de vida saludables para prevenir y controlar la DM2, así como dar a conocer los problemas cardiovasculares asociados. En España cada hora se diagnostican 44 nuevos casos de DM23 , una cifra que va en aumento a pesar de que hasta en el 80% de las ocasiones pueden prevenirse con unos hábitos de vida saludables.

El buen pronóstico de estos pacientes depende, en gran medida, del control de la enfermedad, mientras que la falta de autocuidado, por el contrario, está asociada a un mayor riesgo de discapacidad, disminución de la calidad de vida y una mayor mortalidad. En este sentido, la alimentación y la práctica de ejercicio físico ayudan a controlar la DM2 y evitan la aparición de problemas del corazón, que son más frecuentes en este colectivo de enfermos.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS