LA ETERNA PREGUNTA

¿Cuánto viviré? La respuesta más veraz de los científicos

Saber cuándo vamos a morir. (Foto: Envato)
Saber cuándo vamos a morir. (Foto: Envato)
Más allá de la mera preocupación existencial, estos sistemas resultan muy útiles en materias como las políticas sanitarias.
Si hay algo claro en la vida es la muerte. Las personas han mirado a ese día que sin duda ha de llegar con temor, curiosidad e incluso esperanza.

Para responder a esta pregunta, los científicos han desarrollado varios métodos con diversos grados de fiabilidad en diversos contextos. Y es que más allá de la mera preocupación existencial, estos sistemas resultan muy útiles en materias como las políticas sanitarias.

Ahora, un artículo publicado en el medio científico Journal of Clinical Epidemiology y elaborado por científicos de la Universidad de Leicester han analizado los cinco más empleados, subrayando sus diferencias y sus diferentes aplicaciones reales.

La idea del trabajo no es tanto definir cuál de ellos es mejor, sino más bien entender cuál puede ser el más adecuado en función del objetivo de la investigación y de la información disponible.

Los métodos comparados son la estimación de 'años de vida potencial perdidos' (basado en calcular la disminución en la esperanza de vida que comportan las diferentes enfermedades), la 'carga global de enfermedad'  (se compara la edad de la muerte registrada en una cohorte de fallecidos más allá de un corte abitrario con una curva externa estandarizada de esperanza de vida), las 'tablas de vida' (una descripción de las tasas de mortalidad para cada enfermedad), la regresión de Poisson (un método de modelado paramétrico en el que se realiza un seguimiento de una cohorte dividiendo el plazo en intervalos) y la regresión paramétrica flexible Royston-Parmar (un sistema procedente de la epidemiología del cáncer que usa la edad del sujeto como escala temporal y la enfermedad de interés como covariable).

Comparte esta noticia

COMENTARIOS