¿Cómo saber si sufres de estrés postraumático?

Tras experiencias aterradoras  quedan secuelas como el estrés postraumático. (Foto: Freepik)
Tras experiencias aterradoras quedan secuelas como el estrés postraumático. (Foto: Freepik)
El estrés postraumático o TEPT es un trastorno o enfermedad mental, provocada por una situación fuerte o aterradora que se experimenta.

Esto produce una serie de síntomas que pueden dificultar temporalmente el proceso de adaptación a su entorno.

Dependiendo del nivel de gravedad de la situación afrontada, los síntomas del estrés postraumático tienen una duración variable, que va de unas semanas hasta varios años, por lo que debe tratarse rápidamente.

¿Qué síntomas produce el estrés postraumático?

Los síntomas que produce el trastorno de estrés postraumático pueden manifestarse después de un mes o un par de años de haber vivido una situación traumática, afectando considerablemente la relación de la persona con su entorno familiar, laboral, personal, entre otros. Incluso imposibilita la realización de las tareas diarias.

Cuatro grupos son los que detallan los síntomas del estrés postraumático como se especifica a continuación:

Los recuerdos intrusivos

Son recuerdos involuntarios y recurrentes sobre el trauma vivido, que producen angustia. También se presenta reviviscencia, que es revivir la situación traumática como si sucediera de nuevo.

Incluso se presentan sueños o pesadillas relacionadas con el evento, desencadenando angustia emocional y reacciones físicas frente a los elementos que recuerdan lo sucedido.

La evasión

Es cuando la persona evita hablar o pensar en el hecho traumático vivido, así como la evasión a las personas, los lugares o las actividades que traen recuerdos de ese hecho.

Los cambios negativos de pensamiento y estado de ánimo

Se manifiestan cuando la persona tiene pensamientos negativos sobre sí, sobre otras personas o su entorno en general, con un sentimiento de desesperanza por el futuro.  También se presentan problemas de memoria, en especial para recordar cosas importantes del suceso traumático.

En este punto la persona presenta dificultades para mantener relaciones cercanas, por lo que se distancia de sus amigos y familiares; incluso pierde el interés en actividades que antes disfrutaba y no puede sentir emociones positivas.

Las alteraciones físicas y emocionales

Son síntomas de excitación que se manifiestan con el asombro o susto fácil, mantenerse en un estado de alerta constante, desarrollar trastornos del sueño, problemas para concentrarse, irritabilidad o episodios de ira, sentimientos de venganza o culpa, así como conductas autodestructivas como beber alcohol en exceso.

En niños menores de seis años estas condiciones también se presentan con recreaciones de los traumas mientras juegan o sueños y pesadillas del hecho que los traumó.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico del estrés postraumático lo hace un especialista en psiquiatría, que pregunta al paciente aspectos como la duración de los síntomas, ya que cuando estos permanecen más de 30 días se trata de dicha enfermedad.

También se pueden hacer análisis de sangre y exámenes físicos para identificar si existe otra enfermedad que provoque esos síntomas.

El tratamiento para tratarla es a largo plazo y se basa en terapias psicológicas que conllevan relajación y calma, así como la toma de fármacos ansiolíticos o antidepresivos con los que mejoren los síntomas más intensos.

Otro método para superar este síndrome es la terapia de choque, en la que se recrea la situación experimentada por la víctima para estimularla a perder el miedo que esto le provocó.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS