¿Cómo se debe usar el cepillo interdental?

Una persona utilizando un cepillo interdental. (Foto: Wikimedia)
Una persona utilizando un cepillo interdental. (Foto: Wikimedia)
Tener una buena higiene bucal es vital para no desarrollar enfermedades en los dientes que pueden llegar a ser bastante incómodas.
Usar bien un cepillo interdental es importante para ello, ya que no nos debemos fiar solo al “clásico” cepillo de dientes normal.

¿Qué es un cepillo interdental?

Este cepillo es algo más pequeño que el cepillo convencional, tiene un cabezal cilíndrico muy fino, lo que facilita el acceso entre dientes. De esta manera, ayudamos a eliminar posibles restos de comida pequeños y la placa bacteriana. Esto es importante, ya que el cepillo habitual no llega a estas zonas.

El espacio entre dientes puede variar según la persona, por lo que existen varios tipos clasificados según el tamaño. Existen códigos de colores asociados al tamaño de estos, por lo que al escoger el que necesitamos, podemos servirnos de ello para escoger y comprar el que necesitamos.

¿En qué basarnos al escoger el cepillo?

Tenemos que tener en cuenta que los filamentos deben estar en contacto con los dientes, por eso, nos debemos asegurar de que estos se ajusten al tamaño de cada persona.

Solo un consejo, los cepillos demasiado finos tienen una menor efectividad, por lo que no tendremos mucha utilidad, si el cepillo escogido es demasiado pequeño. En el mercado, vamos a encontrar tamaños, que van desde los 0,6 mm hasta los 1,3 mm.

Este tipo de cepillos están recomendados para cualquier tipo de persona. Cómo acompañamiento a la seda dental y al cepillo habitual, son la mejor protección para nuestros dientes.

¿Cuándo usar el cepillo interdental?

Debes usarlo en cada cepillado, después del uso del cepillo habitual. Puedes usar hilo dental en sustitución de este, pero también como complemento. Lo importante es que lo uses en cada una de las ocasiones de cepillado. Es positivo y recomendable que haya varios cepillados al día, unos 2 o 3.

Ventajas del cepillo interdental

Realmente, con el uso de un cepillo interdental, solo estamos aumentando en un par de minutos al día el lavado de dientes. Y la ventaja en forma de mantener los dientes sanos y fuera de enfermedades bucodentales es muy grande para la salud de los dientes.

Se elimina de forma efectiva la placa dental y esto hace que podamos prevenir enfermedades como la caries y otras enfermedades periodontales. Es un sencillo gesto, una acción muy pequeña y rápida, pero muy útil para la salud.

El paso a paso
  • Pasar el cepillo por el espacio entre dientes, con movimientos de fuera hacia dentro.
  • Haz lo mismo, pero haciendo movimientos de vaivén desde la cara interior de cada diente, sin hacer giros, ya que podrías dañar la encía.
  • Esto lo tienes que hacer en cada espacio interdental, desde los molares hacia los incisivos, haciéndolo tanto en los dientes superiores, como en los inferiores.
  • Para terminar, haz enjuagues con agua, asó eliminarás los restos de placa dental y de comida que se hagan podido quedar.
  • Puedes combinar el uso con seda dental, para hacer una higiene bucal perfecta, pero esto es algo que puedes hacer simplemente con este cepillo.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS