Cómo y cuándo usar medias de compresión

Las medias de compresión nos ayudan a mejorar la circulación. (Foto: Wikimedia)
Las medias de compresión nos ayudan a mejorar la circulación. (Foto: Wikimedia)
Mejorar la circulación sanguínea de ciertas zonas del cuerpo puede ayudarnos a evitar ciertas enfermedades, como puede ser la trombosis, úlceras o varices en la piel.
Uno de los elementos que nos pueden ayudar son las medias de compresión. En este artículo vamos a explicarte cómo y cuándo usar estas medias de compresión.

¿Cuándo usar estas medias o calcetines de compresión?

Las medias de compresión tienen una doble función, por un lado, se trata de una medida preventiva y, por otro, una característica terapéutica. Las situaciones donde podemos necesitar el uso de estos elementos son las siguientes:
  • En el momento en el que aparezcan varices o arañas vasculares.
  • En el caso de un edema.
  • Si pasas muchas horas en un mismo lugar, sea de pie o en una misma posición.
  • Si estás embarazada y aparecen varices.
  • En tratamientos de escleroterapia.
  • Es una medida preventiva ante la aparición de una trombosis o una úlcera.
Tipos de medias de compresión

Existen diferentes tipos de compresión según el tratamiento que estemos siguiendo. En este sentido, podemos diferenciar entre dos tipos:

Compresión ligera

Esta compresión se recomienda para mejorar la circulación de la sangre en las piernas. Se suele recomendar para casos de piernas cansadas, mujeres embarazadas, personas que pasen mucho tiempo en un mismo lugar o posición, además de usarlas como método de prevención de algunas enfermedades.

Compresión fuerte

En este caso se usan para tratamientos de enfermedades venosas más graves. La presión puede ser fuerte o extrafuerte. Son las recomendadas para casos más complicados.

Si atendemos a otros factores, también podemos diferenciar las medias en función de su funcionalidad. En ese caso, podemos clasificarlas de la siguiente manera:

Medias de descanso

Ejercen una presión de leve a moderada y están diseñadas para aliviar un poco la postura. Son las que se recomiendan para las personas que pasan mucho tiempo de pie debido al trabajo.

Medias de compresión para varices

Normalmente, son largas, van desde el pie hasta la parte media del muslo. Hacen ya una presión algo más fuerte que las anteriores y permiten que la sangre fluya de manera correcta, que es lo que necesitamos en el caso de varices.

Medias para la circulación

Estas medias nos ayudan a tener una sensación de confort mientras nos ayuda con la circulación. Permiten reducir el riesgo de sufrir enfermedades circulatorias. Ejercen una presión moderada y pueden ser largas o cortas.

Medias de compresión postquirúrgicas

Son las adecuadas para usar después de una intervención quirúrgica. Están preparadas para reducir el riesgo de una distensión venosa. 

¿Cuánto tiempo debemos llevar una media de compresión?

Debemos llevarlas durante todo el día, excepto cuando nos vamos a duchar, lógicamente. Todo depende, eso sí, del tipo de tratamiento, por lo que debe ser el médico, si se trata de un tratamiento, quien debe indicarte eso. 

Lo que si podemos decirte es que debes cambiarlas cada 4 o 5 meses para que no pierda efectividad. Lo ideal es tener dos pares y así vas usando en días diferentes.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS