¿Cómo aliviar el síndrome de las piernas inquietas?

El síndrome de las piernas inquietas sin un diagnóstico temprano puede complicarse. (Foto: Freepik)
El síndrome de las piernas inquietas sin un diagnóstico temprano puede complicarse. (Foto: Freepik)
El síndrome de las piernas inquietas es una enfermedad que hace que se deban mover las piernas cuando se está en reposo o cuando se está durmiendo.
Da una sensación de cosquilleo, punzadas, ardor, escalofríos, espasmos e incomodidad que no permite descansar.

Al sentir mejoría levantándose, estirándose y en movimiento no se puede tener un reposo acertado para el bienestar del paciente, generando otro problema como el insomnio.

Causas

Aunque no existe una causa comprobada para este problema, científicos piensan que puede deberse la falta de dopamina, sustancia producida en el cerebro para controlar los movimientos de los músculos del cuerpo.

Las personas que necesitan tomar medicamentos antidepresivos o antipsicóticos pueden llegar a padecer este trastorno. Esto es debido a que las sustancias químicas que forman parte de estos medicamentos suprimen la formación de dopamina.

También puede deberse a la falta de algunos nutrientes como el hierro producto de un tipo de anemia, enfermedades gástricas de celíacos o patologías como diabetes, insuficiencia renal o Parkinson.

Este trastorno suele aparecer con mayor frecuencia en mujeres embarazadas, pero puede afectar a ambos géneros, e incluso a niños de temprana edad.

Algunas de las formas de saber que una persona esté sufriendo este síndrome con un diagnóstico adecuado son:
  • Descartar inicialmente que es por ingesta farmacológica, en caso de tomar algún psicofármaco.
  • Verificar el historial médico familiar, en caso de que exista algún tipo de predisposición genética o hereditaria.

Atención inmediata ante los síntomas

Los síntomas de este trastorno pueden confundirse con cansancio, estrés o algún otro agente externo que de manera circunstancial esté afectando su modo de vida. Sin embargo, es necesario estar en alerta si la frecuencia de los malestares es muy alta.

Muchas veces las personas asisten a una consulta médica por falta de sueño sin saber que este problema es el que le causa la incomodidad. Existen algunas acciones que se pueden hacer para aliviar las molestias de este trastorno y tener un nivel de vida con calidad.

Buena alimentación
Tener una alimentación equilibrada y rica en hierro como es el caso de las mujeres embrazadas que requieren un complemento de este nutriente.

Realizar ejercicio constante
Hacer ejercicios de manera diaria, o al menos constante ayuda a la mejor circulación de la sangre de las venas en las piernas.

Varios métodos de relajación, reparación controlada para calmar el cuerpo y la mente pueden ser de ayuda en caso de no ser muy fuertes los malestares y poder aliviarse con métodos alternativos.

Eliminar los excesos
No consumir cafeína en exceso, ya que esto afecta el sueño y puede aumentar los síntomas de molestia en las piernas. Se puede sustituir el café tradicional por infusiones descafeinadas muy comunes hoy día. Eliminar el consumo de tabaco y de alcohol, ya que esto empeora la salud en general.

Relajar el cuerpo
En caso de que los síntomas no sean tan fuertes, puede ayudar colocándose baños de agua fría o caliente, según se vea que temperatura funciona mejor con la persona.

Masajear las piernas puede aliviar mucho, ya que ayuda a que el flujo sanguíneo mejore, se relajen los músculos y se pueda disminuir considerablemente los síntomas.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS