Cómo afectan el cambio de estación al estado emocional

Cuidado con el cambio de estación y cómo puede afectar a nuestro estado emocional. (Foto: Freepik)
Cuidado con el cambio de estación y cómo puede afectar a nuestro estado emocional. (Foto: Freepik)
Los cambios de estación traen en sí cambios para todas las actividades tanto rutinarias como ocasionales.
La vestimenta cambia, las horas hábiles y de luz son menos o más, la forma de trasladarse de un lugar a otro, hasta la comida cambia entre estaciones.

En la antigüedad el griego Hipócrates sugirió que algunas enfermedades estaban relacionadas con los cambios en el clima durante las diferentes estaciones del año.

Esto se demuestra por la producción de serotonina y melatonina sustancias encargadas del estado de ánimo y de la regulación del sueño respectivamente.

Algunas personas pueden tener síntomas de desánimo y algún tipo de depresión cuando cambian las estaciones, sobre todo en las más frías como otoño o invierno. Esto es conocido como trastorno afectivo estacional.

Cuando no se recibe la suficiente luz solar, puedes sufrir una disminución en la producción de estas sustancias químicas en el cuerpo, lo que genera estados de ánimo de baja frecuencia y depresivos.

Esto ocurre en regiones más cercanas a los polos donde las épocas invernales hacen los días muy cortos y las altas temperaturas no permiten que se tome el sol.

Efectos del cambio estacional en las personas

Al inicio de las estaciones otoñales muchas personas, en su mayoría mujeres jóvenes, suelen tener este tipo de pensamientos de tristeza que puede desencadenar en una severa depresión, que incluso podría requerir de asistencia médica.

Entre los síntomas por los que se debe estar alerta son:
  • Insomnio.
  • Falta de apetito o comer en exceso.
  • Nerviosismo constante.
  • Cansancio en exceso.
  • Falta de concentración.
  • Sentimientos de tristeza, desesperanza y culpa.
  • Pensamientos de suicidio.

Inicialmente estos síntomas pueden ser leves y esporádicos con tendencia a ir en aumento.

Si se nota la presencia de estos problemas recurrentes en las mismas fechas estacionarias, es probable que se esté desarrollando un trastorno emocional.

Entre los factores que pueden aumentar las probabilidades de sufrir de este tipo de cambios emocionales está vivir en lugares alejados del ecuador, tener bipolaridad, depresión crónica o tener antecedentes familiares de alguno de estos trastornos.

Ayuda para el trastorno afectivo estacional

Si se notan estos síntomas en alguna persona cercana que se niega a tratarse o a aceptar el hecho de tener un problema en sí, se debe estar alerta constantemente y no abandonarlo.

Generalmente, es en esos momentos la persona no sabe lo que es mejor para sí, ya que la autoestima está muy baja generando una negación de todo lo que pueda ser para su beneficio físico y emocional. Es una de las causas por las que dejan de comer o lo hacen en exceso.

En caso de presentar alguno de estos síntomas sin poder controlarlos se debe recurrir a buscar ayuda profesional, ya que se está muy propenso a abusar de sustancias, sufrir de ansiedad, tener problemas de socialización y tendencias a conductas suicidas.

Hay que ser muy paciente para poder ayudar a alguien que tiene trastornos emocionales en épocas de cambios estacionales. La ayuda médica profesional te brindará una guía de los pasos a seguir para mejorar el estado de salud física, mental y emocional de la persona afectada.
 
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS