¿Cómo afecta la contaminación a los contagios de covid-19?

Vista aérea de chisinau, estación térmica en Moldavia. (Foto: Freepik)
Vista aérea de chisinau, estación térmica en Moldavia. (Foto: Freepik)
Ya conocemos muchos de los factores que pueden ser más peligrosos en un contagio de covid-19.

La edad, patologías previas o incluso ser hombre pueden ser causas de enfermedad grave o mortal, como se está viendo a lo largo de toda la pandemia. Ahora bien, hay un tema del que no se sabe mucho a ciencia cierta, que es la contaminación.

Se está viendo que vivir en una zona de mayor contaminación puede hacer a las personas más vulnerables frente al virus.

La lucha por la contaminación

Desde hace mucho tiempo, se lucha por la reducción del nivel de contaminación en muchos lugares del mundo, algo que se está consiguiendo, al menos en occidente. Si es cierto, por otra parte, que en las grandes ciudades es algo más complejo debido a la concentración de automóviles, fábricas, etc.

En estudios realizados en la Universidad de Harvard, analizando datos de todo Estados Unidos, se han encontrado una relación entre mayores índices de mortandad por covid-19 en lugares con mayores niveles de partículas PM 2,5. De hecho, el aumento de un solo microgramo hace subir un 15 % la mortandad, por lo que es un dato a tener muy en cuenta.

Los investigadores afirman que existe una gran relación entre las muertes por covid-19 y las patologías que producen la exposición concentrada a estas finas partículas.

Esta exposición perjudica al sistema respiratorio y al sistema cardiovascular, por lo que en conjunto con la covid-19, hace que haya un riesgo mayor de empeoramiento en los síntomas que provoca el coronavirus y, por lo tanto, un mayor índice de hospitalizaciones y de ingresos en UVI además de la mortandad.

Hay estudios similares en otras partes del mundo, como puede ser el trabajo de la Universidad Martin Lutero de Halle-Wittenberg, dónde los investigadores hablan de las concentraciones de dióxido de carbono, que es una de las nocivas sustancias que expulsan los coches.

Desde luego, algo profundamente comprobado es el hecho de que la contaminación perjudica el sistema inmune de las personas, y esto es algo que se está demostrando en todo este tiempo.

Datos de varios países

A principio de la pandemia, las zonas donde más creció el virus (además de China, donde la contaminación tiene un papel importante) fue en Italia y España, concretamente, las zonas de Lombardía y Emilia Romagna, en Italia y Madrid, en España.

Además, científicos chinos han analizado muestras de más de 120 ciudades donde se han encontrado altos niveles de partículas PM 2,5 y PM 10 además de dióxido de carbono.

También existe la tesis de que la polución o contaminación sirva como agente que ayuda a la transmisión y al contagio de la enfermedad. Hay teorías de investigadores que sostienen que estas partículas de las que hablamos podrían ayudar a viajar más lejos a los aerosoles y, por tanto, contagiar desde más lejos, aunque son estudios en fases muy prematuras.

Lo que si es cierto es que todas las medidas que se puedan tomar para evitar la alta contaminación van a ser positivas, no solo frente al SARS-COV2, sino frente a muchas patologías.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS