CESAR SU USO

¿Es el cigarrillo electrónico la manera más eficaz de dejar de fumar?

Cualquier producto relacionado con el tabaco sigue siendo potencialmente perjudicial. (Foto: FB)
Cualquier producto relacionado con el tabaco sigue siendo potencialmente perjudicial. (Foto: FB)
Los cigarrillos electrónicos fueron casi el doble de efectivos que la combinación de nicotina considera como el "estándar de oro" en las terapias de reemplazo.
El debate de los cigarrillos electrónicos como la mejor alternativa para dejar de fumar tiene un nuevo estudio que dará mucho que hablar. Ahora, expertos de la Universidad Queen Mary de Londres (EE..UU), concluyen que los cigarrillos electrónicos son casi dos veces más efectivos que los tratamientos de reemplazo de nicotina, como parches y chicles, en las terapias dirigidas a que los fumadores dejen el tabaco.

El informe se publica en la prestigiosa revista médica The New England Journal of Medicine es una ensayo multicéntrico que ha recogido datos de cerca de 900 fumadores que también recibieron apoyo conductual. Los resultados son claros: el 18,0% de los usuarios de cigarrillos electrónicos no fumaba al año, en comparación con el 9,9% de los participantes que utilizaba otras terapias de reemplazo de nicotina. 

Se trata del primer ensayo que prueba la eficacia de los cigarrillos electrónicos modernos para ayudar a los fumadores a dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos fueron casi el doble de efectivos que la combinación de nicotina considera como el estándar de oro en las terapias de reemplazo.

El nuevo estudio sido financiado por el Instituto Nacional de Excelencia en Salud de Reino Unido (NICE), país que en sus guías médicas aconseja el uso de los cigarrillos electrónicos para aquellas personas que intentan dejar de fumar y que el pasado verano lanzó una polémica campaña para dejar de fumar que ha dejó perplejos a muchos expertos de la lucha contra el tabaco de Europa.

Sin embargo, evidencias recientes sugieren que los cigarrillos electrónicos, tal y como se consumen hoy día, en realidad no ayudan a dejar de fumar a la mayoría de los usuarios y parecen ser una puerta de acceso al consumo de tabaco entre los jóvenes.

El objetivo de este nuevo estudio no ha sido ver si son una puerta de entrada al tabaco, sino si son mejores que los métodos actuales para dejar de fumar basados en las terapias de sustitución de nicotina.

En total, 886 fumadores participaron en programas para dejar el tabaco de los Servicios Nacional de Salud de Reino Unido y fueron asignados al azar para recibir un tratamiento de reemplazo de nicotina de su elección (incluidos parches, chicles, pastillas, aerosoles, inhaladores o una combinación de productos), o e-cigarrillos de segunda generación. 

Para los investigadores, no hay duda de los beneficios de los cigarrillos electrónicos, son casi el doble de efectivos. «Los servicios para dejar de fumar del Reino Unido tendrán ahora más probabilidades de incluir los cigarrillos electrónicos entre sus opciones de tratamiento y los profesionales de la salud se sentirán más cómodos al recomendar los cigarrillos electrónicos como intervención de fumar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), y en España el Ministerio de Sanidad y las Consejerías de Sanidad desaconsejan la utilización del cigarrillo electrónico para dejar de fumar.

De igual modo se manifestaron sociedades científicas en nuestro país, como la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) o la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) que señalan cualquier producto relacionado con el tabaco sigue siendo potencialmente perjudicial y recomiendan acabar su consumo.


 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS