DOS FÁRMACOS

Cáncer de páncreas, una nueva esperanza para su tratamiento

Científicos trabajan en un tratamiento contra el cáncer de páncreas. (Foto: its me neosiam / Pexels)
Científicos trabajan en un tratamiento contra el cáncer de páncreas. (Foto: its me neosiam / Pexels)
El cáncer de páncreas es uno de los cánceres más mortales, y la tasa de supervivencia a cinco años es inferior al 10%, un porcentaje realmente bajo.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Se trata de unos de los tumores más mortales. Con una tasa de supervivencia a cinco años inferior al 10%. Y “la triste realidad es que en la actualidad, la terapia está retrasada y no existe un tratamiento efectivo para estos tumores”.

El protagonista es el cáncer de pancreas. Los expertos buscan que un potente tratamiento contra este tumor sea recibido con esperanza tanto entre los pacientes como en la comunidad médica.

  Ahora, investigadores dirigidos por un equipo del Instituto de Descubrimiento Médico Sanford Burnham Prebys, en California, identificaron una combinación de dos compuestos anticancerígenos ya aprobados que pueden reducir significativamente los tumores pancreáticos y los tumores de melanoma en ratones. Los investigadores aseguran que los hallazgos respaldan la evaluación inmediata de los medicamentos en un ensayo clínico.

“La triste realidad es que en la actualidad, la terapia contra el cáncer de páncreas está retrasada, ya que no existe un tratamiento efectivo para estos tumores”, señaló Ze’ev Ronai, PhD, profesor en el Programa de iniciación y mantenimiento de tumores de Sanford Burnham Prebys y autor principal del estudio publicado en Nature Cell Biology.

“Nuestro estudio identifica una posible combinación de tratamiento que se puede analizar de inmediato contra estos tumores agresivos. Ya nos estamos reuniendo con oncólogos de la Oregon Health & Science University para discutir cómo avanzar este descubrimiento en la evaluación clínica”, agregó. 

El cáncer de páncreas es uno de los cánceres más mortales, y la tasa de supervivencia a cinco años es inferior al 10%. Esto se debe en parte a que puede ser difícil de diagnosticar, ya que los síntomas típicos suelen manifestarse cuando la enfermedad está avanzada.

“Los tumores que proliferan rápidamente tienen una mayor necesidad de nutrientes para impulsar su crecimiento, por lo que cortar su suministro de macromoléculas podría ayudar a detener el crecimiento del tumor", dijeron.

"Limitar el suministro de nutrientes es ampliamente reconocido como una estrategia terapéutica potencial”. Sin embargo, las células cancerosas son dominantes en entornos con restricción de nutrientes duraderos al volver a cablear algunas vías metabólicas. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS