PROTEGER EL CABELLO

Caída del pelo tras la quimioterapia: ¿es posible evitarla?

La pérdida de pelo en la quimioterapia podría tener solución. (Foto: Pixabay / Pexels)
La pérdida de pelo en la quimioterapia podría tener solución. (Foto: Pixabay / Pexels)
El daño temporal o permanente que ocasiona la caída del cabello o alopecia en pacientes con cáncer es producido por los taxanos, medicamentos utilizados en la terapia oncológica.
La pérdida de cabello es uno de los negativos efectos secundario que tiene el tratamiento del cáncer y que hace que muchas personas afronten esta terapia con angustia añadida.

Ahora, científicos de la Universidad de Manchester (Reino Unido) han hallado una nueva forma de proteger el folículo piloso -pequeña glándula cuya principal función es la de producir pelo- de la quimioterapia y así prevenir la caída del cabello como resultado de estos tratamientos.

Sus datos, que se publican en EMBO Journal, podrían conducir al desarrollo de nuevos tratamientos que eviten la pérdida de cabello inducida por la quimioterapia, posiblemente uno de los efectos secundarios más psicológicamente angustiantes de la terapia oncológica. El estudio describe cómo se puede prevenir el daño en el folículo piloso causado por taxanos, medicamentos contra el cáncer que pueden causar la pérdida permanente del cabello.

Para ello, los científicos han explotado las propiedades de una nueva clase de medicamentos llamados inhibidores de CDK4 / 6, que bloquean la división celular y que ya forma parte de las llamadas terapias dirigidas contra el cáncer.

Talveen Purba, autor principal del estudio explicó que "aunque al principio parece contradictorio, descubrimos que los inhibidores de CDK4 / 6 pueden usarse temporalmente para detener la división celular sin promover nuevos efectos tóxicos en el folículo piloso. Cuando usamos inhibidores de CDK4 / 6, en folículos pilosos del cuero cabelludo humano cultivados comprobamos que estos eran mucho menos susceptibles a los efectos dañinos de los taxanos".

Los taxanos son medicamentos antitumorales que se usan habitualmente para tratar, por ejemplo, pacientes con cáncer de mama o de pulmón. Pero, tienen un efecto secundario que causa mucha ansiedad entre las pacientes con cáncer de mama: la pérdida de cabello de larga duración.

"Una parte fundamental de nuestro estudio fue comprender exactamente cómo respondían los folículos capilares a la quimioterapia con taxanos. Descubrimos que las células divisorias especializadas en la base del folículo piloso son críticas para producir el cabello en sí mismo y que las células madre de las que surgen son más vulnerables a los taxanos. Por lo tanto, debemos proteger estas células de los efectos no deseados de la quimioterapia, pero evitando que el cáncer no se beneficie de ella", indicó.

Los investigadores subrayan que se necesita más trabajo en este campo lamentablemente infrafinanciado de la medicina contra el cáncer, donde los pacientes han esperado tanto tiempo para ver avances reales en la prevención farmacológica de la pérdida del cabello.

"A pesar del hecho de que los taxanos se han utilizado en la clínica durante décadas, y se sabe que causan pérdida de cabello, solo ahora estamos empezando a  rascar la superficie de cómo dañan el folículo piloso humano", señaló.

"Tampoco sabemos realmente por qué algunos pacientes muestran una mayor pérdida de cabello que otros a pesar de que reciben el mismo medicamento a las dosis, y por qué ciertos regímenes de quimioterapia y combinaciones de medicamentos tienen resultados mucho peores que otros", explicó.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS