UN CLARO VÍNCULO

Arritmias y demencia, una relación más estrecha de lo que se pensaba

Existe un vínculo claro entre un tipo de arritmia y la demencia. (Foto:  invisiblepower / Pexels)
Existe un vínculo claro entre un tipo de arritmia y la demencia. (Foto: invisiblepower / Pexels)
Las personas con fibrilación auricular que reciben un tratamiento con anticoagulantes tenían menos probabilidades de desarrollar demencia que los que no tomaban anticoagulantes.
Las personas con un tipo de arritmia llamada fibrilación auricular, un tipo particular de latido cardíaco irregular, pueden experimentar una reducción más acelerada en sus capacidades pensamiento y memoria y, por lo tanto, parecen tener un mayor riesgo de demencia que las personas sin esta condición.

Las personas con fibrilación auricular tienen un ritmo del corazón no sincronizado. Como resultado, la sangre puede acumularse en el corazón, posiblemente formando trombos que pueden ir al cerebro y causar un derrame cerebral o ictus.

La buena noticia del estudio es que las personas con fibrilación auricular que reciben un tratamiento con anticoagulantes tenían menos probabilidades de desarrollar demencia que los que no tomaban anticoagulantes.

"Un flujo sanguíneo irregular causado por la fibrilación auricular puede afectar al cerebro de varias maneras", indicó el autor del estudio Chengxuan Qiu, del Instituto Karolinska y la Universidad de Estocolmo (Suecia).

"Sabemos que a medida que las personas envejecen, la posibilidad de desarrollar fibrilación auricular aumenta, al igual que la probabilidad de desarrollar demencia. Nuestra investigación muestra un vínculo claro entre los dos y descubre que tomar anticoagulantes puede disminuir el riesgo de demencia", indicó. 

Los investigadores analizaron los datos de 2,685 participantes, de 73 años de media, que fueron seguidos durante unos seis años. A través de entrevistas personales y exámenes médicos, los investigadores reunieron datos médicos y sobre el estilo de vida de los participantes al inicio del estudio y durante cada visita de seguimiento.

Los investigadores descubrieron que aquellos con fibrilación auricular tenían una tasa más rápida de disminución en sus capacidades de pensamiento y memoria que los que no tenían la enfermedad y eran 40 por ciento más propensos a desarrollar demencia.

De las 2.163 personas que no tenían latidos cardíacos irregulares, 278 desarrollaron demencia (10%), y de las 522 personas con latidos cardíacos irregulares, 121 (23%) desarrollaron demencia.

"Suponiendo que existía una relación de causa y efecto entre el uso de anticoagulantes y la reducción del riesgo de demencia, estimamos que aproximadamente el 54 por ciento de los casos de demencia se hubiera podido, hipotéticamente, prevenir si todas las personas con fibrilación auricular hubieran estado tomando anticoagulantes. Por ello, se deben hacer esfuerzos para aumentar el uso de anticoagulantes entre las personas mayores con esta patología", concluyó. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS