A BASE DE AJO

Aniquilar las superbacterias resistentes a los antibióticos con un remedio medieval

Un sencillo remedio casero podría estar detrás de la eliminación de la resistencia de los medicamentos. (Foto: tumblr)
Un sencillo remedio casero podría estar detrás de la eliminación de la resistencia de los medicamentos. (Foto: tumblr)
Al combinar todos los ingredientes de este potente remedio casero , solo una célula bacteriana de cada mil logró sobrevivir, algo totalmente relevante para la creación de medicamentos.
Desde hace tiempo se viene hablando de la resistencia de las bacterias a muchos medicamentos, tema del que ya informó . Ahora, un grupo de expertos de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido dieron con un tratamiento con el que acabar con este poder que tienen las conocidas como superbacterias.

En este sentido, el tratamiento cuenta con miles de años de antigüedad y estaba destinado a curar infecciones oculares. Así, los científicos recrearon un remedio anglosajón del siglo X que contiene cebolla, ajo, vino y una parte de estómago de vaca. Cuando vieron que el remedio acababa casi por completo con el estafilococo dorado resistente a la meticilina (SARM), se quedaron "asombrados".

Cabe destacar que dicho remedio se encuentra en el Bald´s Leechbook, un antiguo manuscrito anglosajón con instrucciones sobre tratamientos y bálsamos que se conserva en la Biblioteca Británica. Se trata de uno de los primeros ejemplos de lo que puede llamarse un "libro medicinal", explicó Tom Feilden, autor del programa.

La experta en cultura anglosajona Christina Lee, de la Universidad de Nottingham, tradujo la receta de un "bálsamo para los ojos" hecho con ajo, cebolla o puerros, vino y bilis de vaca. "Elegimos esta receta porque contiene ingredientes, como el ajo, que está siendo investigado por científicos en la actualidad por su potencial efectividad en el tratamiento antibiótico", explicó.

"Algunas palabras eran ambiguas y tuvimos que pensar bien a qué ingredientes se referían", relató y añadió que “la reconstruimos lo más fielmente que pudimos”. La receta describe una forma muy específica de obtener la solución, que incluye la utilización de una vasija de metal para infusionar la mezcla, que hay que dejar reposar durante nueve días.

Los investigadores probaron todos los ingredientes frescos de forma individual, así como el remedio en su conjunto y una solución de control sin los vegetales. El remedio en cuestión logró acabar con hasta un 90% de las bacterias.

La mezcla se probó en cultivos de laboratorio de estafilococo dorado, tanto en heridas sintéticas producidas por los científicos como en heridas reales infectadas en ratones. Al combinar todos los ingredientes, solo una célula bacteriana de cada mil logró sobrevivir, algo realmente positivo.

Posteriormente diluyeron la mezcla para probarla en menores cantidades, dado que es difícil saber qué porcentaje del remedio alcanzaría a las bacterias en una infección real en una persona. Concluyeron que, “aun cuando el remedio está tan diluido que es incapaz de matar al estafilococo dorado, una bacteria que produce infecciones en la piel y en la sangre, este logra interferir en la comunicación celular bacteriana”.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS